El Consejo General del IFE aprobó el acuerdo por el que se emiten normas derivadas del Cofipe sobre actos anticipados de campaña durante el periodo intercampaña, que inicia hoy y termina el 29 de marzo de 2012.

Luego de que concesionarios y permisionarios de radio y televisión, así como partidos y precandidatos presidenciales demandaron al IFE precisar qué se pude hacer y qué no durante la "veda electoral", el colegiado abordó el tema y precisó diversos lineamientos al respecto.

En la segunda sesión extraordinaria que se extendió hasta la madrugada de este jueves, el colegiado presentó un proyecto de acuerdo que fue criticado por los partidos políticos pues consideraron que no despeja las dudas ni deja satisfecho a nadie.

Pese a los cuestionamientos, el colegiado aprobó por unanimidad el acuerdo que establece que en el lapso que dura la "intercampaña", los partidos no podrán exponer por sí mismos ni a través de sus precandidatos y candidatos sus plataformas electorales ante la ciudadanía.

En entrevista, el consejero presidente, Leonardo Valdés, dijo que este acuerdo representa la interpretación que hace el IFE respecto de los actos anticipados de campaña, lo que es una legislación novedosa y no estuvo vigente en la elección de 2006.

Comentó que las sanciones para quién incurra en violaciones a esta normatividad va de la amonestación pública a sanciones económicas, que dependerán de la capacidad financiera de cada partido político.

Indicó que para el caso de los precandidatos, el Código establece un catálogo de sanciones que incluyen la amonestación pública, sanciones económicas e incluso el no otorgamiento del registro de una candidatura

Añadió que en la denominada intercampaña se deben resolver las posibles controversias internas de los partidos políticos y las coaliciones electorales en relación con sus candidaturas, y fiscalizar los recursos invertidos en las precampañas.

También restringir el acceso a los partidos políticos, coaliciones, precandidatos y candidatos a los tiempos del Estado en la radio y la televisión, y no se deben realizarse actos anticipados de campaña como reuniones públicas, asambleas y marchas.

Subrayó que es necesario insistir que la intercampaña no es un periodo para la competencia electoral sino pone fin a un periodo de preparación interna de los partidos y abre un espacio para que se resuelvan posibles diferencias sobre la selección de los candidatos.

Al finalizar la intercampaña, todos los candidatos deben quedar jurídicamente firmes e iniciar la búsqueda del voto popular en las mismas condiciones, concluyó.

El documento aprobado establece que los precandidatos y candidatos registrados por los institutos políticos tampoco podrán promoverse con el objeto de llamar al voto en actos proselitistas.

Del mismo modo, que en el periodo de "intercampaña" no les está permitido a los partidos políticos, coaliciones, precandidatos y candidatos, acceso a tiempos del Estado en radio y la televisión, ni celebrar o difundir debates.

Asegura que la libertad de expresión de los precandidatos y candidatos, así como el derecho de los medios de comunicación para ejercer su labor periodística al realizar entrevistas, están salvaguardados en todo momento.

Fija que los medios de comunicación podrán realizar entrevistas y difundir piezas noticiosas sobre los partidos políticos y coaliciones, sin que se recurra a la compra o adquisición de tiempo aire en la radio y televisión.

Añade que en cualquier tiempo, los partidos podrán difundir propaganda política de carácter genérica, conforme a los límites fijados en las leyes, siempre y cuando no promuevan candidaturas.

Asimismo, que no se solicite el voto a su favor para la jornada electoral federal o incluya de manera expresa, mensajes alusivos al proceso electoral federal.

Precisa que serán actos anticipados de campaña aquellos que se lleven a cabo por precandidatos, precandidatos electos o postulados, partidos, coaliciones o agrupaciones políticas nacionales, o cualquier otra que promueva el voto o tenga mensajes alusivos al proceso electoral federal.

El acuerdo aprobado señala que a más tardar el próximo 1 de marzo deberá quedar retirada toda la propaganda colocada en bardas y espectaculares.

A más tardar en esa misma fecha deberán retirarse las mantas y cualquier propaganda emitida por cualquier otro medio de difusión que haga referencia a precandidatos, precampañas o candidatos.

Desde este jueves y hasta el 29 de marzo, sólo podrá permanecer publicidad exterior sobre propaganda política genérica de los partidos políticos.

Precisó que esa publicidad no debe de hacer referencia alguna a la promoción del voto a favor o en contra de partido, coalición o persona, a cargos de elección popular o al proceso electoral.

SIGUEN SEÑALANDO DUDAS

Uno de los señalamientos fue el del consejero del Poder Legislativo, Pablo Gómez, senador por el quien señaló que el acuerdo no establecía que debe haber veda de propaganda para los gobiernos federal y de los estados durante ese periodo.

A su vez el representante de PRI ante el IFE, Sebastián Lerdo de Tejada criticó que a horas de que se inicie la "veda electoral" se discuta el tema, y cuestiono que se puedan hacer conferencias de prensa y entrevistas pero sin hablar de nada alusivo al proceso electoral.

Indicó que entonces de qué los van a entrevistar, "de repostería", se preguntó, y a quién van a sancionar, a un periodista que se atreva preguntar a un candidato porqué aspira al cargo por el que compite o al abanderado partidista que responda que quiere ser presidente por a, b o c partido.

MIF