El IFE anunció que intervendrá para sensibilizar a las televisoras para que difieran la transmisión de un partido de semifinal del futbol mexicano, con el fin de que los ciudadanos no tengan que decidir entre ver el encuentro deportivo y el primer debate entre los cuatro candidatos a la Presidencia.

Al conocer la decisión de la Federación Mexicana de Futbol de transmitir el domingo 6 de mayo a las 8 de la noche, el mismo día y hora del debate presidencial, el partido de ida entre los equipos Tigres y Morelia a través de Televisión Azteca, el presidente del IFE, Leonardo Valdés, recordó que la legislación electoral establece que los permisionarios de radios y televisoras públicas están obligados a transmitir el debate, pero los concesionarios (estaciones comerciales) sólo si así lo consideran conveniente. Y, si esto fuese así, quedan exentos de la transmisión de los promocionales que pauta el IFE durante el tiempo que transcurra el debate , explicó.

¿El IFE haría una invitación para que privilegien en todo caso los concesionarios la transmisión del debate y no de los partidos de futbol el domingo?, se le preguntó.

Nosotros hemos hecho ya la invitación a todos los concesionarios, porque en términos de la ley tienen la posibilidad de transmitir el debate. Y por supuesto que será un buen mensaje para los ciudadanos mexicanos que los concesionarios, igual que los permisionarios, transmitan estos debates , respondió.

Sin embargo, el consejero electoral Marco Antonio Baños fue más allá, al asegurar que el IFE tiene que intervenir institucionalmente para sensibilizar a las televisoras sobre la importancia del primer debate entre Josefina Vázquez Mota (PAN), Enrique Peña Nieto (PRI-PVEM), Andrés Manuel López Obrador (PRD, PT y MC) y Gabriel Quadri (Nueva Alianza). Entrevistado por El Economista, confió en que de aquí al viernes la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión y la autoridad electoral logren un acuerdo con respecto a esta situación.

Me parece que es una situación en la cual el IFE tiene que intervenir institucionalmente para sensibilizar a la televisora en la medida de lo posible que no se empalmen los horarios, no es benéfico para la gente que le gusta el futbol.

Se perjudica a la gente que le gusta el futbol y no es adecuado para la transmisión de un evento tan relevante como es un debate presidencial, que significa la oportunidad para que los mexicanos conozcan a los candidatos y a la candidata, para que vean su talante, su inteligencia y las propuestas específicas de política pública que tienen , mencionó.

[email protected]