La Oficina en México de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) consideró que, para el ejercicio cabal de su mandato, la designación del titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) necesita ser escrupulosa, objetiva, transparente y certera.

“El proceso de designación de la presidencia de la CNDH realizado por el Senado estuvo marcado por un ambiente de polarización, dudas sobre el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad de la candidata (...) y cuestionamientos”, señaló la ONU.

En tanto, en el Senado de la República el PAN, PRI y MC pidieron a Rosario Piedra que renuncie como titular de la CNDH al denunciar que manipuló información sobre su cargo de consejera en Morena.

Damián Zepeda (PAN) argumentó que de acuerdo con el estatuto de Morena, ser consejera o consejero sí es un cargo de dirección.

Por otra parte, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, alertó que desobedecer las recomendaciones emitidas por la CNDH y su actual titular es incurrir en una ilegalidad.

Refirió que si hay algún alegato legal sobre el nombramiento, son las instituciones las que deben decidir.

[email protected]