El secretario de Salud capitalino, Armando Ahued, dio a conocer el parte médico de las cuatro personas que fueron internadas en diversos nosocomios del Distrito Federal, luego de los hechos ocurridos en las inmediaciones del Palacio Legislativo de San Lázaro y el Centro Histórico, una de ellas que ya fue dada de alta.

Informó que el primer caso es el de Uriel Sandoval, de 22 años de edad, quien se encuentra internado en el Hospital General de México, en la zona de Oftalmología y a quien este lunes se le espera practicar una cirugía plástica y neurocirugía, dado que tuvo fractura en el ojo derecho, el cual perdió.

En rueda de prensa para dar un balance de la dependencia a su cargo, Ahued Ortega dijo que al joven Sandoval, quien participó en las manifestaciones en torno San Lázaro, se le practicó además un lavado de cavidad ocular, y en estos momentos su estado de salud es estable y "su pronóstico es bueno".

Asimismo, detalló que en el área de terapia intermedia de la Cruz Roja se encuentra Juan Francisco Kuy Kendall, de entre 60 y 65 años de edad, cuyo estado de salud se reporta como estable-delicado y quien fue intervenido por una neurocirugía, producto de un traumatismo craneoencefálico.

Destacó que a Kuy Kendall "le hicieron la nacreotomía y esquirletomía", y que las autoridades del nosocomio están al pendiente de posibles complicaciones de neuroinfección; "está obviamente bajo sedación inducida, producto de un traumatismo craneoencefálico grado tres".

El tercer paciente, que fue trasladado de la Cruz Roja al Hospital Vicente Leñero y, posteriormente, a un centro hospitalario del Instituto Mexicano Seguro Social por instrucciones de sus familiares, es José Jesús González Ortega, de 55 años de edad.

"Este paciente tenía fractura de la mandíbula y lo íbamos a operar en cirugía plástica y reconstructiva en el Rubén Leñero, sin embargo la familia decidió llevárselo al Seguro Social", explicó el funcionario, quien destacó que para ello se firmó el acta voluntaria.

El cuarto y último caso es el del joven de 23 años de edad Pavel Mendoza, quien ya fue dado de alta y se encontraba en el Hospital Balbuena.

Mendoza ingresó por una dermoabrasión en el antebrazo izquierdo, "nada de qué preocuparse", por lo que una vez que se le practicó una sutura, además de limpieza y curación, se le dio "de alta".

Respecto de los 12 policías que fueron internados en el Hospital Mocel tras los hechos violentos, el secretario de Salud del gobierno capitalino detalló que todos ellos ingresaron con lesiones leves, con excepción de uno que fue operado la víspera por fractura en la nariz.

Ahued Ortega agregó que todos los elementos ya fueron dados de alta.

mac