Luego de que cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) revelaron que el 2019 se perfila a ser el año más violento desde que se llevan conteos de incidencia delictiva en 1997, debido al número de homicidios, el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que esa tendencia no se puede bajar “de la noche a la mañana”.

“Porque venía una tendencia (al alza), precisamente por la política equivocada que se impuso desde el 2006 (...) sobre todo en homicidios”, aseveró.

El último informe del SESNSP reveló que en lo que va del sexenio, es decir, entre diciembre del 2018 y hasta septiembre de este año, se han contabilizado 29,629 víctimas de homicidio doloso, incluyendo aquellas tipificadas bajo la causal de feminicidio.

Desde Palacio Nacional, el presidente López Obrador aseguró que de todos los muertos desde el sexenio de Felipe Calderón a la fecha, casi 50% es producto de los enfrentamientos entre la delincuencia organizada con las fuerzas armadas.

Aseguró que su gobierno ya no implementa ese tipo de enfrentamientos con los grupos criminales y prefiere que digan que a su gobierno le faltan pantalones y que se humilla, a ser responsable de masacres mediante una política de guerra contra los grupos y cárteles delictivos.

“A esto le llaman cobardía, falta de pantalones, de carácter, humillación (...) Quiero tener mi conciencia tranquila, quiero dormir en paz; no quiero que haya daños colaterales, no quiero que se afecte a los ciudadanos. Esta política no va a cambiar”, sostuvo.

Celebra operación Frozen

El mandatario mexicano reconoció que los integrantes del Cártel de Sinaloa exhibieron el jueves de la semana pasada armas de alto poder que sólo pueden conseguir en Estados Unidos, por lo que celebró que el gobierno de Donald Trump haya aceptado iniciar la operación Frozen para congelar el ingreso ilegal de armas a México.

“Se vieron armas de alto poder y, como se ha informado aquí, es armamento que entra de contrabando, casi en 80% de Estados Unidos y la mitad proviene de Texas. Hay la voluntad de parte del gobierno de Estados Unidos de ayudar”, comentó.

Enviará informe a la fiscalía

López Obrador anunció que presentará un informe a la Fiscalía General de la República y a las cámaras del Congreso de la Unión para explicar por qué se tomó la decisión de suspender el operativo de captura de Ovidio Guzmán López, quien es requerido en una Corte de Estados Unidos bajo cargos de tráfico de drogas hacia aquel país.

Dijo que de esa manera responderá a la denuncia que presentó el Partido Acción Nacional en su contra ante la Fiscalía. Indicó que el informe detallará cronológicamente por qué él tomó la decisión de suspender el operativo de captura del hijo del narcotraficante Joaquín, el Chapo, Guzmán. Reiteró que fue enterado del operativo una vez que éste estuvo en marcha.

[email protected]