El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer información preliminar sobre las características de las defunciones registradas en nuestro país en el 2020. En estos datos se informó que más de un millón de mexicanos perdieron la vida y de éste total, 7.6%  de debió a causas externas, principalmente accidentes, homicidios y suicidios.

“En el 2020 se registraron 82,449 defunciones por causas externas, las ocasionadas por un presunto accidente representaron 39.22% (32,334), las causadas por un presunto homicidio con 44.37% (36,579), mientras que 9.57% (7,896), tuvieron como causa un presunto suicidio”, se destacó en el informe.

Datos alarmantes se vislumbraron en la información del instituto, ya que se especificó que el homicidio entre los jóvenes de 15 a 24 años y de adultos de 25 a 34 fue la primera causa de muerte, mientras que el rango de 35 a 44 fue el segundo motivo.

El grupo de edad en el que se concentran el mayor número de homicidios, tanto en mujeres como en hombres es el de 25 a 34 años, con 1,097 para el sexo femenino y 9,457 casos para el masculino.

De acuerdo con la estadística de defunciones registradas, en el  2020, la mayor frecuencia de los homicidios se presentó en el mes de julio con 8.8% (3,213 casos). Cabe señalar que en el año pasado se establecieron una serie de medidas restrictivas ocasionadas por la pandemia de Covid-19.

Otro de los datos que reveló el informe corresponde al medio para generar las lesiones que provocaron la muerte por homicidio, las que concentran el mayor número son las vinculadas a lesión con arma de fuego en 25,456 casos (69.6%), seguida de las lesiones con objeto cortante con 3,645 casos (10.0%) y los ahorcamientos, estrangulamiento y sofocación con 2,847 casos (7.8%).

ivan.rodriguez@eleconomista.mx