Hablar de un año es sólo marcar una fecha. Causa sentimientos encontrados , la lucha ha sido digna, pero la deuda pendiente es la justicia, expresa Julio Cesar Márquez, padre de Yeye, una de las víctimas de la guardería ABC.

Julio César, se ha convertido en la voz del Movimiento por la Justicia 5 de Junio, conformado por 34 familias que perdieron a un hijos en el incidente de Hermosillo, Sonora, insiste: Hay una gran deuda por parte de las autoridades y que nosotros hemos tratado de impulsar o de alguna forma presionar para que se dé y nos ha faltado todavía .

A lo largo de 12 meses, Márquez Ortiz sólo puede reconocer el trabajo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual dice, ha sido sensible a las demandas de los familiares y se ha encargado de atraer el caso para investigar si hubo violaciones graves a los derechos fundamentales.

La Corte realizó trabajos durante seis meses y fuimos partícipes de esos trabajos, recibimos informes periódicos y a la vez nosotros tuvimos participación activa. Salvo la Suprema Corte, salvo ellos, después me voy a los jueces que han llevado el proceso jurídico y ahí, es donde yo siento que ha habido muchas de las fallas que hemos visto nosotros.

Considera que la reunión del presidente Calderón el miércoles pasado con algunos padres fue oportunista por parte del Presidente. Fueron 11 meses prácticamente los que se estuvo buscando un encuentro con él .

obrito@eleconomista.com.mx