Alberta Alcántara Juan, indígena otomí liberada tras ser absuelta por la SCJN, aseguró que en nuestro país existe poca justicia para los indígenas.

En entrevista con el periodista Javier Solórzano en Radio 13 Noticias, la mujer señaló que dentro del penal femenil de San José El Alto, Querétaro, el 80% de las internas son inocentes o sentenciadas injustamente.

Una señora se robó un kilo de huevos y le impusieron 3 meses de prisión y una fianza de $14,000 .

Agradeció a todas las personas que estuvieron al tanto de su caso, pero sobretodo resaltó la labor del Centro Miguel Agustín Pro Juárez y de Amnistía Internacional.

Sostuvo que fue informada del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación cerca de las 14 horas del día de ayer y a las 18 horas fue liberada.

Por su parte, Teresa González dijo yo sé que nunca va a cambiar la justicia y siempre va a seguir siendo la misma, pero el hecho de que nos dio nuestra libertad puede que sí cambie .

En entrevista con el periodista Carlos Puig en W Radio, la indígena queretana exigió perdón por parte de la Procuraduría General de Justicia por los daños causados.

Teresa González narró las primeras horas de su libertad, estaba dentro de mi módulo cuando nos llamaron al locutorio y fue nuestro abogado Leopoldo quien nos dio la noticia de que en la Suprema corte todos habían votado nuestro favor .

Finalmente, Leopoldo Maldonado, abogado de Alberta Alcántara Juan y de Teresa González Cornelio, aseguró que éste es el primer paso para justicia .

Sin embargo, señaló que no habrá justicia completa hasta que no se reparen íntegramente los daños provocados a las dos mujeres, quienes eran acusadas de haber secuestrado a seis elementos de la extinta Agencia Federal de Investigación.

El litigante indicó que ahora a sus defendidas les corresponde determinar si solicitarán la reparación del daño, aunque reconoció que los mecanismos para ello que hay en la legislación mexicana son muy limitados.

En México hay justicia de primera para quienes tienen poder económico y político, y una justicia de segunda para quienes no tienen recursos suficientes para tener un abogado particular , lamentó.

/doch