El Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2011 realizado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) indicó que la población en situación de pobreza ascendió a 46.2% en 2010, lo que representa 52 millones de personas.

Hubo un aumento de 3.2 millones de personas en comparación con 2008, no obstante el número promedio de carencias de la población en pobreza disminuyó de 2.7 a 2.5.

El informe precisó que en comparación con la reducción que tuvo del Producto Interno Bruto en 2009, la pobreza no creció en la misma magnitud.

Esto debido a que en este periodo (2008-2010) se incrementaron las coberturas básicas de educación, acceso a los servicios de salud, calidad y espacios de la vivienda, los servicios básicos en las viviendas y la seguridad social, ésta última especialmente con relación a la cobertura de la población adulta mayor, factores que son parte de la medición de la pobreza.

"No sólo la crisis financiera coyuntural o el incremento en el precio de los alimentos han sido los responsables de que el ingreso real no sea mayor en México (y de que la pobreza sea elevada), también lo es el lento crecimiento económico de largo plazo", refirió el informe.

Asimismo, señaló que las condiciones de México no podrán mejorarse si no se realizan cambios económicos profundos que propicien el incremento de la productividad, la inversión, la generación de más empleos formales y de mejor calidad, así como el aumento del salario real de manera sistemática y sostenida.

"De la misma manera, la mejora en otras variables, como la estabilidad de los precios, particularmente de los alimentos, podría redundar en un incremento sostenido del poder adquisitivo del ingreso, al suponer también un mayor dinamismo de los salarios nominales", insistió.

Con información de Radio Fórmula.

MIF