Ante la creciente pandemia de coronavirus, que ha generado la muerte de miles de personas en todo el mundo al tiempo que el contagio se acelera por diversos países, por ley la Secretaría de Salud en México cuenta con diversas facultades para obligar a los sectores público y privado a contener la propagación del virus en territorio nacional, además de controlar los espacios y movilidad del país.

Entre las acciones a implementar por la Secretaría de Salud y que estable la Ley General de Salud, destacan que, en caso de epidemia de carácter grave, y a consideración de dicha dependencia, las autoridades civiles, militares y los particulares estarán obligados a colaborar con las autoridades sanitarias en la lucha contra la enfermedad y en caso de no hacerlos serán sancionados con una multa de 2,000 hasta 6,000 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Asimismo, la Secretaria de Salud, al detectar un peligro de invasión de enfermedades transmisibles, situaciones de emergencia o catástrofe que afecten al país, tiene la facultad de dictar inmediatamente medidas indispensables para prevenir y combatir los daños a la salud, a reserva de que tales medidas sean después sancionadas por el Presidente de la República, dicta el Artículo 181 de la Ley General de Salud sobre las Acción Extraordinaria en Materia de Salubridad General en México.

En tanto, las autoridades sanitarias podrán utilizar como elementos auxiliares en la lucha contra las epidemias, todos los recursos médicos y de asistencia social de los sectores público, social y privado existentes en las regiones afectadas y en las colindantes, mientras que, en caso de emergencia sanitaria, la propia Secretaría podrá habilitar cualquier edificio como estación para ese objeto.

La ley en su Artículo 149, también establece que sólo la Secretaría de Salud podrá autorizar la entrada a territorio nacional de personas que padezcan enfermedades infecciosas en período de transmisibilidad, que sean portadoras de agentes infecciosos o se sospeche que estén en período de incubación por provenir de lugares infectados, violar esta disposición podría generar una multa equivalente de 6,000 hasta 12,000 veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de que se trate.

Por otro lado, las autoridades sanitarias señalarán el tipo de enfermos o portadores de gérmenes que podrán ser excluidos de los sitios de reunión, tales como hoteles, restaurantes, fábricas, talleres, cárceles, oficinas, escuelas, dormitorios, habitaciones colectivas, centros de espectáculos y deportivos y el aislamiento de las personas que padezcan enfermedades transmisibles se llevará a cabo en sitios adecuados, a juicio de la autoridad sanitaria.

Entre las acciones a implementar en casos de epidemias, la norma refiere que el Ejecutivo Federal podrá declarar, mediante decreto, la región o regiones amenazadas que quedan sujetas, durante el tiempo necesario, a la acción extraordinaria en materia de salubridad general y cuando hubieren desaparecido las causas que hayan originado la declaración, el Presidente de la República expedirá un nuevo decreto que declare terminada dicha acción.

Por otro lado, el Artículo 184 indica que derivado de la acción extraordinaria en materia de salubridad general, la SSA tendrán atribuciones para regular el tránsito terrestre, marítimo y aéreo, así como disponer libremente de todos los medios de transporte de propiedad del estado y de servicio público, cualquiera que sea el régimen legal a que estén sujetos éstos últimos, además de utilizar libre y prioritariamente los servicios telefónicos, telegráficos y de correos, así como las transmisiones de radio y televisión, y demás que determine la propia Secretaría.

Actualmente, la ley también norma el establecimiento de controles fronterizos durante la emergencia, ya que la Secretaría de Salud deberá formular la lista de los puertos aéreos y marítimos, así como de las poblaciones fronterizas abiertas al tránsito internacional, donde se llevará a cabo la vigilancia sanitaria, así como restricciones que se impongan al paso, por motivos de salud, de personas, animales, artículos o substancias. Todo ello debe ser informado a la comunidad internacional.

Mientras que cuando las circunstancias lo exijan, se establecerán estaciones de aislamiento y vigilancia sanitarios en los lugares que determine la Secretaría de Salud y, en caso de emergencia sanitaria, la propia Secretaría podrá habilitar cualquier edificio como estación para ese objeto.

El Artículo 152 mandata que las autoridades sanitarias podrán ordenar, por causas de epidemia, la clausura temporal de los locales o centros de reunión de cualquier índole.

Por último, el Artículo 359 de la Ley General de Salud exige que la SSA notifique a la Organización Mundial de la Salud todas las medidas que haya adoptado, de modo temporal o permanente, en materia de sanidad internacional. 

erp