Uno de los ejes centrales del Plan de Seguridad Pública, planteado por el gobierno entrante, será la creación de la Guardia Nacional para combatir la violencia e inseguridad. Prevén que dicho organismo entre en funciones el 1 de diciembre y bajo el mando del presidente de la República y dependerá administrativamente de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena).

En el marco de la presentación del Plan de Paz y Seguridad 2018- 2024, el próximo Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, indicó que para la formación de la Guardia Nacional se tomó como base experiencias internacionales de la guardia civil española y la gendarmería francesa.

Para ello, agregó que se trabajará en conjunto con el Congreso de la Unión con el fin de realizar las reformas pertinentes para que la Guardia Nacional sea un instrumento primordial para el presidente de la República en el combate contra la delincuencia.

Argumentó que se optó por esta decisión ante la grave descomposición de la Policía Federal y “porque no tenemos tiempo para formar a los policías que son imprescindibles para garantizar una seguridad mínima a la población, ésa es la razón fundamental”. Sin embargo, detalló que una parte de los elementos de la Policía Federal pasarán a la Guardia Nacional, con un previo proceso de certificación y conservarán todos su derechos.

Proceso de integración

Por su parte, el próximo titular de la Secretaria de Defensa Nacional (Sedena), Luis Crescencio Sandoval, explicó que su formación se llevará a cabo en tres periodos; en el primero se integrarán elementos de las unidades de Policía Militar y Naval, así como elementos de la Policía Federal.

Después, se incorporarán miembros activos de las Fuerzas Armadas y en un tercer momento se convocará a la población en general para su integración hasta contabilizar 50,000 elementos.

Posteriormente, el territorio nacional se dividirá en 266 coordinaciones, priorizando las zonas con un alto índice de población de incidencia delictiva. En un inicio serán 150 coordinaciones, para el 2020 calculó 200 y para el 2024 la totalidad de ellas, cada coordinación contará 500 elementos de la Guardia Nacional.

“Con el propósito de apoyar a la seguridad pública, bajo un marco legal y sin perder su misión por la defensa de la soberanía, se constituirá la Guardia Nacional como una fuerza adicional a las Fuerzas Armadas ya existentes y se integrará a la Secretaría de la Defensa Nacional”, indicó.

Aseguró que el gobierno federal presupuestará y programará el adiestramiento, despliegue y reacción, tomando como base la infraestructura del Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México.