En las próximas horas, senadores de distintos partidos harán públicas sus declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses, con lo que iniciarán un ejercicio al que se espera se sumen otros representantes populares y funcionarios, de manera voluntaria, pero con lo cual también arrancarán de manera pública esfuerzos para lograr los consensos necesarios para aprobar una ley en esas materias, adelantó el senador Zoé Robledo Aburto.

En entrevista, el legislador de la bancada del PRD explicó que la información será sistematizada a través de formatos y organizada con la ayuda de Transparencia Mexicana y del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Ellos van a ser los depositarios simbólicos de la sociedad civil de estos tres documentos y tendrán una plataforma en la que subirán la información. El también secretario de la Comisión de Estudios Legislativos Primera, dijo que con la participación de esas organizaciones lo que se busca es no sólo aprovechar las plataformas tecnológicas con las que cuentan, sino para enviar el mensaje de que los legisladores no quieren convertirse en juez y parte en este esfuerzo mediante un ejercicio que pueda interpretarse como que pretenden ser auditores de sus pares.

De entrada, se sumará a este esfuerzo la senadora Laura Rojas del PAN y muy probablemente la senadora Arely Gómez del PRI.

El legislador chiapaneco dijo que es importante la declaración patrimonial porque debe convertirse en la herramienta de la cual disponen los ciudadanos para saber cuánto tienen los servidores públicos cuando acceden a un cargo y cuánto tienen cuando lo dejan.

En tanto que la de impuestos es para demostrar que cumplen con sus responsabilidades fiscales y si sus ingresos están en orden, además de que tienen un origen lícito.

En cuanto a la declaración de intereses dijo que es sano que los funcionarios expongan cuáles son sus intereses, que incluso es legítimo que los tengan, pero que los expongan con toda claridad y que se excusen de participar en ciertos temas cuando exista la posibilidad de caer precisamente en una situación de conflicto de intereses.

Ésta es una práctica internacional, común en países como Chile, Estados Unidos, Francia e Inglaterra. Estas tres declaraciones, abundó, han servido para identificar conductas, corregirlas y, sobre todo, prevenirlas.

[email protected]