Si se conjuntan los esfuerzos para consolidar la oralidad en la impartición de justicia, la incorporación de nuevas tecnologías de la información y comunicaciones y la despresurización de los juzgados vamos a hacer a la justicia más democrática, es decir, la justicia accesible a las personas, aseveró el magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez.

En entrevista, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) dijo que en materia de impartición de justicia siempre tenemos que ir avanzando, pues no es posible considerar la justicia como un tema acabado, sobre todo porque la sociedad siempre va cambiando.

El magistrado, quien está por concluir su periodo como presidente del Poder Judicial de la capital, dijo que es una prioridad la democratización de la justicia.

Desde su perspectiva, “lo verdaderamente importante es tener un tribunal cercano a quien acude a la justicia, con trámites o procedimientos sencillos. Si nosotros democratizamos la justicia, hacemos que la ciudad tenga un mejor desarrollo en todos los aspectos”.

Dijo que eso pasa por tener cercana a la sociedad los sitios donde se imparte justicia.

Por ello, indicó, es muy importante la concentración de los juzgados y las distintas áreas de este poder en la ciudad en las inmediaciones de la colonia Doctores de la capital del país.

Asimismo, mencionó que una de las preocupaciones es el uso de las herramientas tecnológicas para facilitar los procedimientos tanto a los ciudadanos que acuden ante el Poder Judicial para solicitar soluciones a sus problemas entre particulares o con la autoridades, así como todos aquellos que intervienen en los procesos judiciales.

Informó que ya se tienen respaldos de unos 21 millones de resoluciones que pueden ser consultados por los interesados desde diferentes dispositivos.

Pérez Juárez mencionó que otra de las tareas importantes durante su administración ha sido la oralidad de los procesos judiciales en todas las materias.

Dijo que eso ocurre no sólo en materia penal. “En materia de oralidad civil y mercantil contamos con jueces orales en esas materias”.

El magistrado presidente indicó que se trata de una impartición de justicia cara a cara, donde las partes involucradas conocen quiénes son sus contrarios, quien los juzga, los datos con los cuales los están juzgando y hay un conocimiento directo de la resolución del juez.

Señaló que con esto lo que se logra es “dar humanidad a la justicia” porque los casos dejan de ser un mero expediente o un número de folio más.

“No podemos concebir la justicia así porque si un asunto llega a tribunales es porque se trata de un asunto muy relevante para las partes”.

En ese sentido, dijo que por eso es muy importante que se imparta justicia de manera inmediata y de manera directa.

“Debemos buscar la justicia cara a cara, porque la justicia debe ser humana y debemos considerar quién los juzga, por qué los juzga y la razón del sentido de las determinaciones”, abundó.

 Se ha logrado despresurizar al poder Judicial

El presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México destacó que se ha logrado despresurizar los juzgados a través de medios alternativos de solución a los que se refirió como soluciones “más civilizadas”. Dijo que en la solución de controversias a través de los medios alternativos una manera muy importante es la figura de mediación.

De acuerdo con el funcionario, en el 2017 ingresaron al Centro de Justicia Alternativa 17,908 expedientes, de los cuales 44.5% correspondió a mediación privada.

En esta tarea juegan un papel importante los mediadores. Entre el 2012 y el 2017 el Poder Judicial capitalino certificó a 559 mediadores privados.

Además, ha firmado 156 convenios para desarrollar mecanismos alternos para la solución de conflictos, además de que se ha autorizado la instalación de 16 módulos de mediación privada en la CDMX y se han formado a 400 mediadores comunitarios y escolares para atender controversias en las alcaldías y 120 secundarias técnicas.

Dijo que del 2009 al 2018 se han logrado alrededor de 80,100 acuerdos a través de esta vía, lo cual representa un poco más de una tercera parte de los asuntos que ingresaron al sistema.

Por otra parte, comentó que el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio está dando buenos resultados. Mencionó que se trata de un buen sistema, sobre todo porque privilegia la presunción de inocencia de los imputados y la protección de los derechos humanos, tanto de las víctimas como de los acusados de algún delito.

Para lograr resultados satisfactorios, añadió, el Tribunal se ha ocupado de formar los cuadros que requiere el sistema porque ha quedado claro que si no nos ocupamos de formar capacidades evidentemente el sistema no va a funcionar.

Pérez Juárez fue electo presidente del órgano judicial capitalino para el periodo abril 2017-noviembre 2018 el 30 de marzo del 2017 por el pleno de magistrados del TSJCDMX. En aquella ocasión obtuvo 59 sufragios, 19 más de los requeridos. Hoy busca la reelección en el cargo.

“Existen todavía proyectos por consolidar, existen proyectos que hemos venido avanzando y nosotros queremos cristalizarlos”, indicó.

[email protected]