Ante el grave problema de feminicidios en la Ciudad de México, los esfuerzos de la autoridad deben concentrarse en generar condiciones de seguridad, así como en la procuración de justicia, consideró David Ramírez de Garay, coordinador del programa de Seguridad de México Evalúa.

En entrevista dijo que esta última es indispensable, porque es muy importante el impacto que tienen los feminicidios en la percepción de inseguridad en los ciudadanos.

A pesar de que es un delito poco frecuente en comparación con otros, Ramíez Garay consideró que las historias de impunidad alrededor del feminicidio tienen un gran impacto en qué tan vulnerable se siente la gente.

Puso como ejemplo el caso de Colombia donde su Fiscalía General tiene como una de sus prioridades la violencia intrafamiliar porque ahí se detiene una espiral de incremento de la violencia.

El especialista en políticas públicas llamó la atención en que el gobierno de la Ciudad de México no ha tenido una reacción adecuada es en el tema de la impunidad, tanto en la violencia de género como en los feminicidios.

Incluso, varias organizaciones han documentado que hay muchos problemas en la procuración de justicia, tanto en la atención de víctimas, revictimización, integración de las carpetas de investigación y los retrasos en la implementación de protocolos como la prueba AMBER.

Explicó que para las autoridades todo el trabajo que hay para generar condiciones de seguridad para las mujeres no es vistoso y, sobre todo, se necesita tiempo para tener buenos resultados.

Además, señaló que también ha habido retraso en la implementación de la fiscalía para atender los feminicidios, lo cual es un indicador de la situación en que se encuentran los esfuerzos del gobierno para combatir la violencia de género y los feminicidios.

Faltan hasta estadísticas

Ramírez de Garay mencionó que para un gobierno emanado de la izquierda, tendría que ser prioritario mandar un claro mensaje de que está en favor de una agenda feminista y en contra de la violencia de género.

Esa tendría que ser una de las prioridades para evitar cualquier tipo de percepción de que no se comparte esta agenda, sin embargo, no se tiene que quedar en el discurso, sino ser acompañado de acciones, programas y políticas públicas para solucionar esos problemas, lo cual implica destinar recursos, diseñar programas a partir de evidencia con la cooperación de especialista.

Para el coordinador del programa de Seguridad de México Evalúa falta mucho que hacer, incluso desde la generación de estadísticas que permitan conocer mejor el fenómeno y estar en condiciones de diseñar mejores diagnósticos y mejores propuestas de soluciones.

Lo bueno, indicó David Ramírez de Garay, es que el tema se ha visibilizado y se ha obligado a que los funcionarios que toman decisiones asuman una posición al respecto, por lo que se espera que los gobiernos reaccionen y puedan aportar soluciones.

abr