El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se está llevando a cabo una limpia en el Instituto Nacional de Migración (INM) y el Servicio de Aduanas del SAT, y que en esta última instancia había aduanas prácticamente tomadas por la delincuencia organizada, aunque no dio detalles de ello.

El primer mandatario refirió que en el caso del INM, el gobierno federal contrató a nuevo personal debido a que se encontraron pruebas de que los anteriores agentes realizaban acciones de extorsión contra migrantes.

“Estamos limpiando instituciones que quedaron muy echadas a perder. Una de estas instituciones es Migración; la otra, Aduanas. En el caso de Migración, se inició el despido de servidores públicos a los que se les demostró que estaban actuando de manera indebida y esto ocasionó que se quedara el instituto muy debilitado. Se está haciendo todo un proceso para convocar a nuevos servidores públicos”, dijo.

Cabe destacar que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, expresó el lunes pasado que el INM cuenta con 500 nuevos agentes que fueron sometidos a exámenes de control de confianza.

López Obrador detalló que en el caso del Servicio de Aduanas, también se llevó a cabo rotación de personal, debido a que dijo tener información de que algunas estaban prácticamente tomadas.

“Hay todo un proceso de limpia porque había aduanas tomadas prácticamente por la delincuencia para llevar a cabo actos de corrupción. Sí se está llevando a cabo esta acción de limpia de instituciones”, comentó.

Más tarde durante un evento en Jesús María, Aguascalientes, el Mandatario dijo que México debe comenzar a diversificar su comercio, a efecto de no apostarle todo al mercado de Estados Unidos.