Esteban Moctezuma Barragán, propuesto para dirigir la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la próxima administración, informó que el adelgazamiento de la dependencia contempla reducir de cinco a tres las subsecretarías en la institución.

Entrevistado luego de reunirse con el candidato ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, dijo que a partir del próximo 1 de diciembre "despachará" en el estado de Puebla los asuntos relacionados con esta dependencia.

Dejó claro que la descentralización educativa será de forma gradual y a lo largo del sexenio, "para que nadie se sienta nervioso".

Entonces, "digamos, yo voy a tener en Puebla, para poner el ejemplo, la primera oficina que empiece a trabajar por allá a partir del (próximo) 1 de diciembre. A partir del 1 de diciembre estaré en Puebla trabajando allá y además despachando en México los asuntos que así se requieran", abundó.

A pregunta expresa, recordó que actualmente se cuenta con cuatro subsecretarías: la de Educación Básica, Educación Media Superior, Educación Superior y la de Planeación, "y vamos hacer una reducción en la cual no sufra la secretaría ningún efecto en su trabajo".

Esto es, "queremos hacer una reducción que sea un adelgazamiento, pero no vamos a amputar nada que sea útil. Estamos pensando en que se deben reducir éstas cinco (subsecretarías)".

Moctezuma Barragán detalló que en realidad son cuatro las subsecretarías con que cuenta en la SEP, más la Unidad de Educación de la Ciudad de México, "que es del tamaño de una subsecretaría, entonces podríamos decir que son cinco".

Indicó que ya presentó a López Obrador ternas para dirigir las nuevas subsecretarías: "Lo cierto es que los ejes que vamos a manejar es que la secretaría se enfoque en su estructura orgánica a lo que es la equidad y la calidad", expuso.

Precisó que la institución está compuesta además por cuatro coordinaciones generales y 25 organismos.

Adelantó que próximamente se reunirá con líderes sindicales, maestros y expertos, asociaciones civiles para planear la consulta, previa iniciativa para cancelar la reforma educativa.

Lo anterior, para que los maestros de México vivan en un nuevo ambiente, se revalorice su tarea, "que México se dé cuenta que cometió una injusticia al darles un trato que realmente no merecían, en una campaña que no merecían, porque la inmensa mayoría están en el salón y dando más de lo que reciben".