El pleno de la Cámara de Diputados ratificó, por mayoría calificada de votos, la minuta que expide la Ley Federal de Consulta Popular. Tras una discusión de cuatro horas, la asamblea no aceptó incluir ninguno de los cambios propuestos por legisladores del PRD, PT y MC; el decreto se turnó al Ejecutivo federal para su eventual promulgación.

Al fundamentar el dictamen desde la tribuna, Abel Salgado Peña (PRI), secretario de la Comisión de Gobernación, explicó que serán objeto de consulta popular los temas de trascendencia nacional.

Dichos temas, para el caso de las propuestas de la consulta hecha por ciudadanos, serán calificados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Por lo tanto, este proyecto de decreto sólo considera como temas de trascendencia nacional aquéllos que repercutan en la mayor parte del territorio nacional o impacten en una parte significativa de la población , precisó el jalisciense.

Amalia García Medina (PRD) interpretó que al precisarse que en el caso de la consulta propuesta por los ciudadanos será la Corte la que resolverá sobre la trascendencia nacional de los temas, es evidente y queda claro que todos pueden ser motivo de consulta y que la Suprema Corte se pronunciará exclusivamente sobre la constitucionalidad de estos asuntos .

De ahí que aseguró que la consulta popular es un instrumento que podrá utilizarse, por primera vez, el primer domingo de junio del 2015, para que los ciudadanos se pronuncien sobre la reforma constitucional en materia energética recién aprobada.

Al fijar la posición del PT, Manuel Huerta dijo que la ley a discusión no cumple con los principios pro persona, debido a que establece una ruta tortuosa y complicada para presentar la petición de consulta popular .

El aviso de intensión, la expedición y publicación de la constancia correspondiente como requisito para recabar las firmas de apoyo, así como la extrema formalidad de usar los formatos que aprueben las Cámaras del Congreso de la Unión, con número de folio en cada hoja y sin los cuales no será admitida a trámite, detalló el veracruzano, representan formalidades extremas que no promueven ni garantizan el derecho de los ciudadanos para promover las consultas populares.

Alfonso Durazo Montaño (MC) coincidió en que la nueva ley incluye tantas limitaciones que difícilmente se podrá hacer uso de la consulta popular.

Ante la pregunta que le hizo el perredista Fernando Belaunzarán en el sentido de qué requisitos consideraba que no pueden ser salvados para someter a consulta popular el tema del petróleo el próximo año, Durazo respondió:

Si usted inicia, diputado, como espero lo hagan realmente, la consulta sobre el petróleo, yo espero, diputado Belaunzarán, que el menor de sus nietos tenga la fortuna de ver el resultado de este proceso que usted haya iniciado .

rolando.ramos@eleconomista.mx