El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, reveló que el incremento de 1% en el precio de la canasta no alimentaria implica que aproximadamente 500,000 personas engrosen los índices de la pobreza en México.

Ante ello, Meade Kuribreña y la procuradora Federal del Consumidor, Lorena Martínez Rodríguez, firmaron un convenio para que los beneficiarios de los programas sociales tengan información sobre las mejores condiciones de mercado de productos y servicios, con lo que propiciarán el ahorro de las familias más vulnerables.

El secretario expuso que el convenio que tendrá vigencia hasta el fin de la administración peñista tiene tres objetivos: fortalecer la protección de los derechos del consumidor, en particular de los beneficiarios de los programas sociales; promover una cultura de consumo responsable y propiciar mejores condiciones de acceso a productos y servicios de los mercados.

Para mejorar la alimentación, proteger los ingresos y fortalecer la economía, sobre todo de la población en situación de pobreza, la Sedesol y la Profeco trabajarán en cuatro estrategias.

Así, la Profeco monitoreará los productos y precios de la canasta alimentaria y no alimentaria, habrá talleres y cursos dirigidos a los beneficiarios de programas para promover la preparación de alimentos sanos y accesibles, la información emitida por la Profeco se difundirá a través de los programas y se capacitará a los trabajadores de los comités comunitarios en la materia.

Martínez Rodríguez precisó que la Profeco focalizará su trabajo en las zonas más vulnerables del país al referir que hay 3, 500 precios comparados de productos de la canasta básica que permiten que el consumidor pueda tomar las decisiones de consumo de manera informada, inteligente y con ello ahorre.

Comparativamente, por poner un ejemplo, mientras el litro de cloro tiene un precio en el mercado de 8.50 pesos, el que realizamos en las tecnologías domésticas cuesta 80 centavos. Ésa es la dimensión del impacto que puede tener en el ahorro de los ingresos de las familias dentro de los programas de Sedesol , declaró.

Meade Kuribreña agregó que los beneficiarios también podrán saber cuáles empresas son las que menos cobran por el envío de remesas, las cuales al mes de octubre superaron los 20,000 millones de dólares.

[email protected]