Las sorpresiva visita de Donald Trump a México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto, el miércoles pasado, presenta un curioso cambio de narrativa de la campaña presidencial estadounidense. Trump anunció su candidatura insultando a los inmigrantes mexicanos condenándolos como violadores y haciendo una extraña promesa: la construcción de un muro fortificado en la frontera, pagado por el gobierno mexicano.

Y justo antes del gran discurso sobre inmigración, del mismo miércoles por la noche, pareció portarse amable con Peña Nieto, el presidente del gobierno que Trump describió como totalmente corrupto . Ambos hombres, como señaló Dan Drezner de PostEverything’s, necesitan que el viento político sople a su favor para las próximas elecciones. Parece que desafortunadamente la estrategia funcionará igual de bien para los dos.

No debería ser una sorpresa que los altos funcionarios mexicanos tienen sus propias opiniones negativas de los negocios del magnate convertido en político . Eso incluye al presidente, quien a principios del año se envolvió en un debate sobre la retórica de Trump hacia México y describió al candidato republicano como los líderes fascistas del pasado. Así lo hizo Mussolini, Hitler lo hizo. Ellos tomaron ventaja de una situación, un problema , dijo Peña Nieto al periódico Excélsior, en marzo, ofreciendo su explicación sobre el crecimiento de Trump.

En junio, disminuyó el tono de su retórica, al asegurar que criticaba el populismo de Trump: En lugares diferentes somos presentados con actores y líderes políticos que asumen posiciones populistas y demagogas, y tratan de eliminar o destruir… eso que ha tomado décadas construir .

Las críticas de Peña Nieto fueron rápidas para sugerir que él también está tratando de enfrentar retos populistas hacia su propia autoridad en México. Sin embargo, el presidente anterior, Felipe Calderón, y otros oponentes comparten esa mala visión del candidato republicano. Yo creo que esta lógica de exaltar la supremacía blanca no es ni siquiera actuar en contra de la inmigración. Se está refiriendo a inmigrantes que tiene que tienen un color distinto a él. Es francamente racista y explota las fibras sensibles, tal como lo hizo Hitler en su época , dijo el ex presidente Felipe Calderón a inicio de año.

Otro expresidente, Vicente Fox, fue más abierto, acudiendo repetidamente a la televisión norteamericana a denunciar a Trump y su absurda política de forzar a México a pagar el muro.

Despierten, estadounidenses, que es un falso profeta , dijo Fox en un podcast político en febrero. Piensen en eso, analicen su propuesta. Cuenten la cantidad de mentiras que dice en cada discurso. Todos los días miente y miente con cifras porque su único interés es hacer negocios para obtener más dinero, para poner el nombre de Trump en todo el mundo .

Y continuó: No voy a pagar por ese p*** muro y, por favor, no saque la palabra completa , dijo. Está loco, está loco .

Fox, igual que otros mexicanos en ambos lados del espectro político, está molesto por que Peña Nieto haya invitado a Trump a pagar una visita. Trump está usando a México, está usando a Peña Nieto para mejorar los hundidos números de sus encuestas , dijo Fox a CNN, sugiriendo que de una u otra manera la invitación legitima la política de Trump. Creo que el presidente Peña está tomando un riesgo político enorme recibiendo a Trump .

El desprecio por Trump está esparcido en México, ha generado memes en redes sociales, parodias y una industria de piñatas con forma de Trump. El miércoles, el hashtag #SrTrumpConTodoRespeto se hizo tendencia global en Twitter, pero casi todos los tuits iban dirigidos al candidato republicano con un lenguaje irrespetuoso.

Contra Trump no podemos estar a la defensiva. Nadie, desde [el presidente James K.] Polk en 1846, nos había denostado así , tuiteó el historiador y autor mexicano Enrique Krauze, en febrero, refiriéndose al presidente estadounidense que invadió México a mitad del siglo XIX.

En marzo, los diputados en la Ciudad de México aprobaron una propuesta simbólica para expulsar a Trump del país, para presionar a Peña Nieto a que tomara una postura contundente contra el candidato republicano. Lo que hemos dicho es que si él quiere construir un muro para que los mexicanos no puedan entrar a su país, entonces no es bienvenido a nuestro país , dijo José Manuel Delgadillo, un diputado local.

Algunas de las estrellas mexicanas a nivel mundial también se han unido al coro de condenación. Eso es realmente el génesis del genocidio, con todo tipo de moscas , dijo el aclamado actor mexicano Gael García Bernal, en una entrevista a principios de año, donde discutió la retórica nativista de Trump. Este odio debería ser detenido, y la mejor forma de hacerlo es salir a votar .

El actor y director mexicano Diego Luna también habló mal de los seguidores de Trump. Tristemente existen muchas personas ignorantes que tienen acceso a un micrófono , dijo Luna a Fox News Latino el año pasado, cuando le preguntaron acerca de Trump. Lo que es aterrador… es el seguimiento que tiene .

Y el productor mexicano Alejandro Iñárritu, quien ganó múltiples premios por este año, advirtió a los estadounidenses que las propuestas de Trump traicionan la fundación de este país. El poder de este país [Estados Unidos] se basa en diversidad .

Ishaan Tharoor escribe sobre asuntos internacionales para The Washington Post. Fue editor senior en Time, primero en Hong Kong y luego en Nueva York.