El Ministerio de Relaciones Exteriores guatemalteco notificó a la Embajada de México en la capital de aquel país, que el gobierno mexicano cuenta con 60 días para presentar una solicitud formal de extradición del ex gobernador veracruzano Javier Duarte, luego de haber sido detenido el sábado anterior en un balneario del interior de Guatemala.

El plazo para el gobierno mexicano empieza a contar a partir del lunes 24 de abril próximo, considerado como el primer día hábil tras la entrega formal de la notificación en la delegación mexicana.

El plazo para que México solicite la extradición de Javier Duarte vencerá el viernes 7 de julio próximo. Si México no presenta la solicitud, Javier Duarte de Ochoa quedará en libertad.

Javier Duarte se encuentra retenido en la prisión militar de Matamoros, desde el domingo por la madrugada.

La notificación sobre la extradición fue entregada antes de las 16:00 horas locales en la Embajada mexicana, conforme los protocolos establecidos en un tratado sobre extradición firmado entre los dos países en 1997, ratificado más tarde, en 2005.

México deberá presentar una petición formal de extradición con los elementos probatorios de los delitos que implican a Javier Duarte como un infractor de la justicia mexicana, así como en actos de corrupción mientras fue gobernador de Veracruz, entre los años 2010 y 2016, en octubre.

El gobierno mexicano primero entregará su petición de extradición en el Ministerio de Relaciones Exteriores a través de su Embajada en Guatemala. Después, la cancillería la remitirá a la Corte Suprema de Justicia de Guatemala, que a su vez la canalizará al Tribunal Quinto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, órgano que conduce el caso de Javier Duarte.