La secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero sostuvo que el despliegue de los elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur de México no tiene el objetivo de detener el flujo de migrantes sino regularlo.

Este martes, tras su participación en un foro sobre reformas electorales y de Estado en la Cámara baja, la funcionaria mencionó que la Guardia Nacional se creó para atender cuestiones de seguridad nacional.

“Y la entrada de migrantes irregulares es parte de nuestra seguridad nacional, por eso queremos una migración ordenada y segura, ya lo he dicho muchas veces, ¿por qué?, porque está irregular  ¿Regular por qué?, porque nosotros tenemos también derecho a que nuestras leyes se respeten y a cuidar nuestra frontera, ¡que quede claro!”, afirmó.

Sobre cuándo comenzaría el despliegue de los elementos de la Guardia, Sánchez Cordero refirió que será muy pronto, “no tengo la fecha, pero muy pronto estará”. 

Hasta ahora se sabe que la primera generación de elementos capacitados de la Guardia Nacional se graduará el próximo 30 de junio, por lo que es probable que sea a partir del 1 de julio cuando los elementos pertenecientes ya a la nueva institución sean desplegados en el país.

La ministra en retiro puntualizó también que la Guardia Nacional no tendrá como función principal el de actuar como patrulla fronteriza. 

“La Guardia Nacional va a estar implementada e implantada en todo el territorio nacional, principalmente en los lugares donde hay más violencia (…) Estará trabajando tanto en la frontera norte, como en la frontera sur, como en Tamaulipas, como en Guanajuato, donde sea necesaria su presencia”, expuso.  

Sin recursos extras

Sobre el tema de los recursos con los que operará la Guardia, la funcionaria federal indicó que para su operación como agentes fronterizos no será necesaria la aplicación de recursos adicionales a los que ya se le habían dotado al nuevo cuerpo de seguridad. 

En marzo pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador en una de sus conferencias matutinas había indicado que el presupuesto para la nueva institución de seguridad ascendería a unos 15,000 millones de pesos. 

Sin embargo, el secretario de seguridad pública, Alfonso Durazo afirmó el pasado 3 de junio que sumando los recursos que destinarán la Secretaría de Defensa, la Marina y la Policía Federal para la Guardia Nacional su presupuesto ascenderá a unos 70,000 millones de pesos.