El secuestro y extorsión, detonantes desde el 2007 de marchas, caravanas y compromisos nacionales para su combate, siguen mermando la tranquilidad y economía de miles de familias; las procuradurías no han cumplido con la reforma de crear unidades antisecuestro y aún más: de 32, sólo 18 ofrecen estadísticas, pero incompletas o desestructuradas, lo que mantiene la opacidad, sostiene un análisis del Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI).

El estudio fue dado a conocer ayer por Luis de la Barreda Solórzano, presidente del ICESI, quien afirmó que de los 32 estados del país, ninguna Procuraduría tuvo un desempeño muy bueno contra el secuestro como calificación promedio para el periodo estudiado: del 2007 al 2010 .

Según el análisis de 111 páginas que se hizo con el apoyo de la Agencia para el Desarrollo Internacional, el estado de Yucatán no tuvo averiguaciones previas por secuestro en el 2007, el 2009 y el 2010 y sólo una en el 2008, lo que confirma que es una de las entidades más seguras del país . Los malos son: Aguascalientes, Coahuila, Distrito Federal, Nayarit y Quintana Roo, pero el muy malo es Guanajuato.

LOS PARÁMETROS

Para el análisis sobre la labor de las procuradurías, el ICESI tomó en cuenta la persecución del delito, supervivencia de la víctima, recuperación del rescate, participación de policías o expolicías como secuestradores, avances en la implementación de la reforma penal en esos ilícitos y capacitación de los integrantes de las supuestas unidades antisecuestros.

Las procuradurías de Guerrero, Hidalgo y Puebla se negaron a proporcionar información. Aguascalientes, Baja California Norte y Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Distrito Federal, Guanajuato, Estado de México, Nayarit, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Yucatán proporcionaron información incompleta y no estructurada.

En tanto Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, aunque dijeron estar dispuestas a ofrecer información, finalmente no lo hicieron .

Ante este panorama, abundó De la Barreda, ninguna Procuraduría tuvo desempeño muy bueno contra el secuestro. Las calificaciones durante el periodo 2007-2010 fueron las siguientes: Campeche, Chiapas y Sonora tuvieron bueno ; Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Tabasco regular ; Aguascalientes, Coahuila, Distrito Federal, Nayarit y Quintana Roo malo y Guanajuato muy malo .

De las 18 procuradurías, Chihuahua, Distrito Federal, Estado de México y Tabasco concentraron 56% del total de averiguaciones previas por secuestro en ese periodo, pero además existen discrepancias entre los datos de las procuradurías con las del Sistema Nacional de Seguridad Pública y no parece haber relación entre el grado de avance de la reforma penal y de seguridad pública sobre cómo avanzó la tasa de indagatorias por secuestro.

ALARMA EN EXTORSIONES

En relación con la extorsión, De la Barreda destacó que en Chihuahua y Estado de México existe una impunidad absoluta para los extorsionadores.

De las 3,158 averiguaciones por extorsión en el Estado de México, sólo se consignaron 2.5%; es decir, 79 de ellas.

En Chihuahua, de 764 sólo se consignó a siete, lo que equivale a 0.9 por ciento.

Debido a esto, el ICESI recomendó diseñar una Alarma Nacional Antisecuestro; habilitar un solo número telefónico para denunciar y suspender temporalmente obligaciones fiscales de las víctimas; que los bancos obliguen a clientes a comprobar origen de recursos elevados al momento de los depósitos; establecer un registro de prestadores de servicio y domésticos; prohibir compras en efectivo de inmuebles y automóviles, entre otros.

[email protected]