La Secretaría de Gobernación anunció que se integrará un equipo federal para apoyar en la investigación del crimen de Mariana Sánchez, estudiante de medicina, en Ocosingo, Chiapas. 

Tras hacer un llamado a las autoridades de aquella entidad para actuar con mayor velocidad en las indagatorias, la secretaria Olga Sánchez Cordero recordó la serie de irregularidades presentadas en el caso.

“Que Mariana solicitó su cambio y no fue removida de ese lugar para ubicarla en otro...”

“Tenemos también información, porque así se ha manifestado y es pública esta información, de que tenía algún compañero que la estaba acosando permanentemente.

“...Que su cuerpo fue incinerado, aunque dicen las autoridades que practicaron necropsia anteriormente, pero fue incinerado de manera bastante rápida y sin consentimiento y sin darle cuenta a su familia”.

Así, la titular de Gobernación expuso que se analizará desde la conducta irregular de quien no actuó con diligencia para cambiarla de lugar y removerla, tras las denuncias de acoso.

La decisión de crear un grupo federal fue tomada ayer en el Gabinete de Seguridad y estará coordinado por la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Seguridad Pública federal.

En tanto, organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres denunciaron la falta de perspectiva de género de parte de las autoridades de Chiapas para investigar los delitos cometidos por razones de género, lo cual podría derivar en responsabilidades internacionales.

A través de un comunicado, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, Mujeres Libres COLEM A.C. y Católicas por el Derecho a Decidir, A.C, lamentaron que la falta de investigación en los delitos de género evidencian el poco reconocimiento de la problemática, la normalización de la violencia contra las mujeres y la falta de perspectiva de género y voluntad política para atender de manera prioritaria el fenómeno.

politica@eleconomista.mx