Marco Antonio Baños, consejero del IFE precisó que al haber sido notificado la instancia del auto de formal prisión contra Greg Sánchez, procederá a darlo de baja del padrón electoral, por lo que no podrá ejercer sus derechos políticos, es decir votar y ser votado "y una vez que se haya actualizado esta situación, debemos de proceder a notificar al órgano electoral de Quintana Roo para que tomen las providencias que correspondan" de acuerdo con los partidos en coalición.

Mientras que el órgano electoral local, conforme a los plazos y a las disposiciones específicas de la ley electoral determinará el proceder, dependiendo de lo que promueva el partido político, quien es quien tiene que ejercer la acción para sustituirlo o no, pero "si los partidos de la coalición no hacen esta sustitución de candidato, se podrían quedar sin candidato en la contienda".

Lo anterior, después de que el día de ayer, un juez federal dictara auto de formal prisión a Gregorio Sánchez, candidato al gobierno de Quintana Roo, por los probables delitos de delincuencia organizada, contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita y determinara que se le declararan suspendidos sus derechos políticos.

En entrevista con Radio Fórmula, el consejero aclaró que desde el momento en que Greg Sánchez fue notificado del auto de formal prisión, tiene derecho a interponer un juicio de amparo dentro de las 72 horas siguientes, por lo que "si la autoridad competente le proporciona el beneficio del amparo, podría ser restituido en sus derechos políticos".

A pregunta expresa de si el candidato a la gubernatura de Quintana Roo podría, desde prisión, competir en la elección del próximo 4 de julio, Marco Antonio Baños dijo que no; ya que de acuerdo a las tesis de jurisprudencia de la SCJN y de la Sala Superior del TEPJF, él no podría ser candidato por la suspensión de sus derechos al estar privado de su libertad.

Por otro lado, detalló que ante las situaciones inéditas que se han presentado en las elecciones locales, Marco Antonio Baños aseveró que el IFE tiene que replantear algunos esquemas de coordinación con los organismos electorales locales.

/doch