El gobierno federal se puso como meta aumenta de 50 a 75% la producción de gasolinas en las seis refinerías del país el próximo año.

Durante su conferencia matutina de este lunes en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que debido a la inversión de 12,500 millones de pesos que se hizo este año en las seis refinerías, se aumentó a 50% la producción de combustibles.

“Este año la inversión inicial fue de 7,500 millones de pesos y se amplió a 5,000 millones de pesos más; 12,500 millones, y se inició un proceso de rehabilitación de las seis refinerías. Eso nos ha permitido hasta ahora aumentar la capacidad de producción al 50% en el conjunto.

 

—¿En el 2020 cómo estarán?— se le preguntó.

“Queremos llevar al 75% (la producción) para el año próximo, para finales del año próximo las seis, porque vamos a repetir la inversión, es decir, lo que se invirtió este año se repite para el año próximo. Esto nos ayuda mucho porque compramos menos gasolina al extranjero”, dijo el mandatario federal.

López Obrador argumentó que su gobierno invierte en las refinerías, pues consideró que en anteriores gobiernos no se procesaba petróleo crudo suficiente porque dichas plantas no estaban trabajando a toda su capacidad.

“Había refinerías paradas que llevaban meses sin operar, porque no les apoyaban a los técnicos petroleros con refacciones, a pesar de que en cada refinería se tiene un taller mecánico y que son muy buenos los trabajadores de las refinerías, como todos los trabajadores de Pemex; no se les daban recursos, no había presupuesto suficiente o costaba mucho lo que hacían y por la corrupción seguían las cosas igual.

“El ejemplo más claro de corrupción en las refinerías es que en 15 años invirtieron 8,000 millones de dólares en la rehabilitación de tres refinerías: Minatitlán, Cadereyta y Madero, y no se reconfiguraron las otras tres: Salina Cruz, Tula y Salamanca, son seis. Las tres que no se reconfiguraron tenían más producción que las tres que supuestamente se configuraron. Esto se puede probar. Se derrochó el dinero, no se utilizó adecuadamente”, expuso el Presidente.

López Obrador destacó que otro rubro energético que avanza es la extracción de petróleo, cuyo proceso —dijo— ya se estabilizó.

“Nada más para tener los datos, el año pasado se perdieron 200,000 barriles diarios en el transcurso del año; o sea, en enero del 2018 la producción era de 1 millón 900,000 barriles, y enero del 19 de 1 millón 700,000; pero la tendencia era, 14 años continuos de pérdida de producción.

“Y logramos este año estabilizar la caída, eso fue lo primero; o sea, traemos 1 millón 700,000 barriles que recibimos en enero de producción al día de hoy, pero ya va a empezar a aumentar la producción, tenemos nosotros como cálculo 50,000 millones adicionales antes de que termine el año; y hemos logrado seguir avanzando en la perforación de pozos en 20 campos, vamos bien”, comentó.

jmonroy@eleconomista.com.mx