El secretario de Gobernación (Segob), Alejandro Poiré Romero, rechazó que el gobierno federal incurra en actos de espionaje telefónico y su divulgación, en referencia a la supuesta grabación telefónica de Josefina Vázquez Mota, en la que acusa al titular de la SSP y a la vocera presidencial, Alejandra Sota, de espionaje telefónico.

Durante una gira de trabajo por Morelos, en la que participó en la Firma Protocolaria de Convenios de Recursos Federales 2012, Poiré afirmó que este tipo de actos ilegales dejaron de practicarse desde la transición democrática en el año 2000,

"Hoy, gracias a la transición democrática tenemos leyes muy claras para intervención de comunicaciones y el gobierno de la República se apega estrictamente a esas leyes en cada uno de los casos y lo hace de cara al poder judicial precisamente como lo dicta la propia normatividad", abundó.

De acuerdo con información de Radio Fórmula, el funcionario adelantó que en el caso de la conversación telefónica en la que supuestamente la candidata presidencial panista señala a funcionarios federales como responsables de grabar conversaciones, se actuará conforme a la ley.

Poiré Romero condenó cualquier tipo de intervención de las comunicaciones privadas, que aseguró, ofenden a la sociedad en su conjunto y aseguró que la "Procuraduría General de la República llevará a cabo todas las investigaciones para esclarecer a los responsables de estos delitos."

apr