A raíz del asesinato de la niña “Fátima”, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, anunció que el gobierno federal emprenderá una mejor coordinación entre las instituciones encargadas de la atención a la mujer, con el propósito de evitar más feminicidios en el país, fenómeno que, no obstante —dijo—, no está “desbordado”.

“Hay que revertirlo, el primer paso es reconocerlo, tomar conciencia, pero también hacer acciones desde uno mismo y en el caso de la autoridad, cumplir con nuestra responsabilidad”, expresó Encinas.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación informó que “estamos por impulsar de manera mucho más clara una coordinación entre dependencias como el Instituto Nacional de las Mujeres, la Secretaría de Salud, las áreas de Gobernación, la Comisión Nacional de Atención a Víctimas, la Comisión Nacional de Búsqueda, para hacer una acción más eficaz, interinstitucional, cumpliendo con nuestra responsabilidad legal”.

Entrevistado en la Secretaría de Gobernación, Encinas Rodríguez descartó que el femenicidio esté desbordado en el país, y dijo que “tenemos que reconocer los profundos agravios de los que han sido víctimas las mujeres, y hay que reconocer la legitimidad de sus demandas”.

Consideró que los programas de prevención de la violencia hacia la mujer se han mejorado, aunque reconoció que en el caso de la Alerta Amber para la niña “Fátima”, que fue asesinada en la delegación Tláhuac, no se activó a tiempo parte de la autoridad.

El Subsecretario admitió que “se requiere una acción enérgica del Estado para combatir la inseguridad”, pero responsabilizó que la familia también requiere “un cambio de actitud” para condenar la violencia.

“Tenemos el gran reto de revertir los temas de seguridad y todas las expresiones de violencia que hay en el país, como parte de la estrategia ya que se requiere un esfuerzo del Estado y de la sociedad en las escuelas, trabajos”, aseveró.

“No hay que permitir la normalización de la violencia ni acostumbrarnos a vivir en esta situación, hay que revertirlo, y el primer paso es reconocerlo, tomar consciencia, pero también reacciones desde uno mismo y en el caso de la autoridad cumplir con nuestra obligación”, añadió Alejandro Encinas.

[email protected]