Un gobierno de izquierdas en México sería el mejor aliado de Estados Unidos puesto que sus políticas sociales ayudarían a combatir la violencia y la migración ilegal, aseguró este lunes el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano.

"La frontera más segura de Estados Unidos con México sería teniendo un gobierno de izquierda moderna, que cree en las transiciones democráticas por la vía pacífica, electoral, en la manera en que gobiernos de izquierda en Brasil lo han estado haciendo", explicó Zambrano en un acto en el centro de análisis Wilson de Washington.

Invitado para exponer el programa electoral del PRD de cara a las elecciones de julio, Zambrano aseguró que su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, se ha acercado a empresarios para desarrollar su programa económico.

"Hemos demostrado que podemos gobernar bien", aseguró Zambrano, quien citó como ejemplo el control de Ciudad de México, en manos del PRD desde 1997.

"Estamos convencidos de que toda reforma en el país debe hacerse con los instrumentos de nuestros propias instituciones", añadió Zambrano.

López Obrador era el gran favorito meses antes de las elecciones presidenciales de 2006, que acabó perdiendo por muy escaso margen frente al ahora presidente Felipe Calderón, del conservador partido Acción Nacional (PAN).

Tras su derrota, el candidato perredista lanzó una campaña de protestas que se prolongó durante meses, y además creó un "gobierno en la sombra" frente al que que consideraba presidente "ilegítimo".

El PRD está satisfecho con los cambios en la cúpula del Instituto Federal Electoral (IFE) desde 2006, pero se mantendrá vigilante durante la campaña electoral y en especial en la noche electoral, dijo Zambrano.

López Obrador está situado en el tercer lugar en los sondeos electorales en México, aunque Zambrano aseguró que va en ascenso frente a la caída constante, a su juicio, del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto.

MIF