El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, advirtió que Michoacán no acatará las medidas anunciadas por el subsecretario de Salud Hugo López Gatell, sobre la reactivación de actividades en municipios donde no se hayan registrado casos de contagio de coronavirus Covid-19.

A través de un mensaje difundido en sus redes sociales, Aureoles dijo que esas medidas no serán acatadas, “porque vamos a cuidar la salud de nuestra gente” y calificó de poco responsables algunos de los comentarios emitidos por dicha dependencia durante la emergencia sanitaria.

"Esas medidas que usted está anunciado Michoacán no las va a acatar", dijo categóricamente. Aureoles llamó de "poco responsables" los comentarios realizados por parte del gobierno federal, pero dijo que "no todos estamos con los ojos vendados". 

Aureoles también informó que devolverá el equipo médico enviado por el gobierno federal y reprochó que para una situación tan crítica "me mandan 2,000 tapabocas, 96 botellas de alcohol, que eso no me dura ni un día". 

Por otra parte, el gobernador Aureoles reprochó al director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, que no existe un centro de ingeniería en el estado donde se estén reparando ventiladores y que le ayudaría más a los trabajadores de salud el mejoramiento de sus condiciones de trabajo.

Guadalajara también se desmarca

Ismael del Toro, alcalde de Guadalajara, cuestionó algunos de los señalamientos realizados por López-Gatell sobre las acciones que se han emprendido en el Área Metropolitana de Guadalajara para contener la propagación del virus.

Dijo que es preocupante que la autoridad federal utilice cifras, refiriéndose a las que presentó de Apple Maps el subsecretario López-Gatell en la conferencia matutina de este jueves en Palacio Nacional, “que no representan en absoluto el comportamiento social de los mexicanos (y) mucho menos el comportamiento de la epidemia”.

Cuestionó que el haber utiizado esta información, contribuyó “para politizar el tema” y ayuda a demeritar y descalificar el esfuerzo realizado por la sociedad. El alcalde de Guadalajara dijo que como autoridad seguirá “cuidando la salud de las y los tapatíos por encima de cualquier interés político".

Del Toro agregó que confía en que el subsecretario de Salud puede liderar la política sanitaria, pero pidió resistirse a ser utilizado políticamente.