Luego de una serie de reuniones y negociaciones, el gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, firmó el acuerdo de no adhesión al nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Sin embargo, informó mediante un comunicado, mantendrá coordinación con el gobierno de México para garantizar los principios de gratuidad y universalidad de los servicios médicos.

“Pudimos llegar a un acuerdo para firmar el convenio de no adhesión al Insabi, pero al mismo tiempo, logramos los acuerdos suficientes (…) garantizar que nuestros servicios de salud van a ser por supuesto gratuitos y de acceso universal”, comentó.

Añadió que la etapa a seguir será de trabajo para poder cumplir los propósitos del convenio, en el cual, “quedó manifiesto que Jalisco tiene dignidad y defenderá los principios federalistas”.

“Jalisco no va a entregar su sistema de salud, al contrario, lo que vamos mejorar y  fortalecer. Además, por supuesto nos coordinarnos con la federación, porque las tareas relacionadas con la salud de los jaliscienses le compete a todos los niveles de gobierno”.

“Defendimos lo que creímos con valentía y determinación, pero al mismo tiempo tuvimos la capacidad de construir acuerdos con el gobierno de la República y eso hay que celebrarlo”, apuntó.