El robo de vinos de gran valor es la principal línea de investigación en el asesinato de un ciudadano francés residente en México, quien se dedicaba a la comercialización de bebidas alcohólicas, informó el Gobierno de la Ciudad de México.

"Hay investigaciones que apuntan a que quisieron robarles la mercancía que ellos estaban ofreciendo en venta. Al parecer fueron despojados de la misma, de unas botellas de alto valor comercial", dijo en teleconferencia Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana del gobierno capitalino, sobre las investigaciones en torno al asesinato del empresario, identificado como Baptiste Lormand, de 45 años y con nacionalidad francesa y mexicana. Junto con él fue asesinado su socio mexicano.

Lormand, que además de comercializar vinos se dedicaba al negocio de los restaurantes, fue visto por última vez el pasado jueves 26 de noviembre en Polanco.

El viernes familiares reportaron la desaparición del francés y de su socio mexicano.

Con cámaras de seguridad, se ubicó el vehículo de Lormand en Tlalpan, en el sur de la capital y donde la madrugada del sábado 28 de noviembre fueron hallados los cuerpos sin vida, con restos de sangre en el cráneo y aparentes lesiones por golpes.

Según García Harfuch, pudieron ser víctimas de criminales que simulan querer comprar mercancías caras para luego cometer robos.

"Al momento en que se concreta la cita presencial para llevar a cabo la transacción, los vendedores son objeto de agresiones, en algunos casos han sido privados de la vida", dijo el funcionario.

Interrogada por la AFP, la embajada francesa se ha limitado a señalar que se mantiene en contacto con familiares de Lormand y autoridades.

Ulises Lara López, vocero de la fiscalía, y García Harfuch confirmaron por separado que "no se cuenta con indicios de que los delitos tengan relación con secuestro o extorsión", por lo que se sigue la hipótesis del posible robo.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció este domingo en videoconferencia que el lunes se reunirá con empresarios y vecinos de Polanco, quienes han manifestado su preocupación por los asesinatos del empresario francés y su socio.

La comunidad francesa de la capital y organizaciones civiles han convocado para este lunes a una manifestación pacífica que concluirá justo donde el empresario tenía su negocio.

kg