El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías, negó que el gobierno federal actual sea asistencialista, pues programas como el de pensión para adultos mayores tiene un motivo humanitario y el de becas para jóvenes los compromete a aprender un oficio para ganar una beca.

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados para explicar el paquete económico 2019, que el Ejecutivo envió al Congreso el pasado sábado, sostuvo: “De asistencialistas no tienen nada los programas de este gobierno, y mejor no hablo de los anteriores, porque ahí sí, quizás, era el caso”.

Sobre las reducciones presupuestales en algunas dependencia o áreas que son básicamente en gasto de operación, en la sesión de preguntas y respuestas, el funcionario federal atajó: "Eso es lo que nosotros siempre dijimos que iba a pasar, nunca mentimos”, pues con ello se ataca la corrupción, los “moches” y la falta de transparencia.

En cuanto a la estimación de crecimiento económico de 2% para 2019, incluida en el paquete, Urzúa Macías aclaró que el nuevo gobierno ha insistido que la meta a lo largo de la administración será de un promedio de 4%, “nunca dijimos que tal cifra era la que iba a suceder el año que entra”.