El Gobierno de México desarmó el sistema de intermediarios en el sistema de salud el cual generaba que se elevaran los costos y se concentrarán en pocas empresas el abasto de medicinas.

Al presentar el informe “El Pulso de la Salud”, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que se decidió romper la forma en que se operaba la compra y el abasto tanto de material esencial médico como de medicinas.

“Ahora compramos a fabricantes y laboratorios con registro sanitario, sin intermediarios ni condicionamientos comerciales, con licitaciones abiertas a proveedores nacionales e internacionales y se tiene un nuevo compendio nacional de insumos para la salud para todo el sector”, explicó López-Gatell.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario de Salud también explicó que se mantienen las visitas a los institutos nacionales de salud y aprovecho para puntualizar que no hubo recortes presupuestales a los institutos.

Tal fue el caso de el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), del que dijo: “teníamos antecedentes de quejas por parte del personal médico y enfermería por falta de insumos y esto motivó una visita de supervisión, de inspección pública. Esto detonó una visita de autoridades en la que los trabajadores expresaron las deficiencias en material de curación esenciales para la atención médica y quirúrgica”.

Sobre el tema, López Obrador indicó que el plan de salud consiste en mejorar la calidad de salud del sector público para cumplir con el artículo 4 y garantizar el derecho a la salud del pueblo de México.

Dijo que recibió un sistema de salud “tirado”, pero su gobierno busca levantarlo con cuatro acciones; resolver el desabasto de medicinas, atender la falta de médicos y especialistas; combatir la corrupción que impactó en la construcción de infraestructura de salud, por lo que se tienen que acabar; y finalmente basificar a los trabajadores de salud, a lo cuales se les va a regularizar.

“Como otros planes tiene oposición, tiene resistencias por los grupos de interés creados. El objetivo, el primero de salud de este año, es que va a haber un programa de salud distinto y gratuito. Nada de cobrar por la atención médica o los medicamentos”, refirió el mandatario.