El gobierno capitalino firmó un convenio de colaboración para inhibir el uso de popotes e implementar acciones para la destrucción de botellas de vidrio en restaurantes y bares, con el propósito de contribuir al cuidado del medio ambiente, la salud y la economía.

El jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, reconoció la contribución de los dueños de establecimientos mercantiles a esta estrategia, a través de la reducción del uso de popotes, así como la destrucción de botellas de vidrio, lo que evitará que se rellenen con bebidas adulteradas que puedan venderse.

Lo anterior, se suma a otras como espacios libres de tabaco y el retiro de saleros de las mesas para prevenir enfermedades relacionadas con el alto consumo de sal.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, subrayó que el gobierno local acompaña a dueños de establecimientos mercantiles, en el cumplimiento de la normatividad en materia de salubridad, protección civil y funcionamiento, por lo que se pronuncia por no sancionar, no suspender y no clausurar sus negocios, puesto que arriesgan su patrimonio y su esfuerzo para ofrecer un servicio y generar miles de empleos.

Amieva Gálvez destacó en un comunicado, la importancia de trabajar en beneficio del cuidado del entorno ambiental, ya que en la metrópoli una persona produce alrededor de un kilo y medio de residuos sólidos de manera diaria, de los cuales 46 por ciento son inorgánicos.

Es por ello, aseguró, que la estrategia novedosa es motivo de coordinación y sinergia, tanto con integrantes de la industria restaurantera nacional como local, situación que favorece al entorno global, ya que los popotes tardan entre 50 o 100 años en degradarse y coadyuvan a la conformación de islas de plástico en el mar.

José Francisco Caballero García, secretario de Desarrollo Económico (Sedeco) comentó que la capital del país es la segunda entidad con más restaurantes al contar con 47 mil 464 unidades, 17 mil negocios de venta de antojitos, así como 14 mil cafeterías y fuentes de sodas donde se ofrecen popotes, de ahí la importancia de hacer conciencia sobre el tema.

Mientras que Tanya Müller García, secretaria del Medio Ambiente (Sedema), se dijo convencida que las políticas públicas que se realizan con la iniciativa privada y la academia son exitosas, por lo que ésta, que es una de las primeras en el país y en la ciudad, contribuirá a lograr los resultados deseados.

Román Rosales Avilés, secretario de Salud (Sedesa) anunció que a través de la Agencia de Protección Sanitaria (APS) serán visitados los establecimientos para promover la campaña y de agosto a noviembre se integrará un diagnóstico para identificar el comportamiento sobre el uso de este tipo de utensilios. A partir de diciembre se hará un seguimiento para evaluar los cambios.

Francisco Fernández Alonso Márquez, presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) afirmó que se suma con entusiasmo a la difusión permanente de esta campaña hacia miles clientes que visitan los establecimientos adheridos a la Cámara y exhortó a la sociedad a que actúe con madurez y adopte acciones amigables que contribuyan al cuidado del planeta.