Debido a las afectaciones ciudadanas que han traído consigo las diversas expresiones en contra del aumento del precio de los combustibles, la Comisión Nacional de Seguridad reforzó la presencia de la Policía Federal en distintos puntos del país.

Los policías fueron movilizados a 17 puntos carreteros del país, cuya circulación se vio afectada por bloqueos.

El pasado 1 de enero se concretaron aumentos en promedio de 20.1% a las gasolinas y 16.5% al diesel, como parte de una política de liberalización de precios enmarcada en la reforma energética promulgada en el 2015 por el presidente Enrique Peña Nieto.

La liberalización del precio de los combustibles y la entrada de firmas privadas al negocio, que pone fin al monopolio de más de 70 años de Pemex, debía comenzar en el 2018, pero el gobierno decidió adelantarlo.

El recuento de expresiones

Por tercer día consecutivo, ciudadanos de diversos estados salieron a las calles a protestar por el aumento de los combustibles. La PF reportó diversos bloqueos intermitentes, principalmente en Sonora, Morelos, Jalisco, Michoacán, Estado de México, Querétaro, Puebla, Veracruz y Chiapas, como protesta por el deslizamiento en el precio de las gasolinas.

Los bloqueos carreteros, cierre de vialidades y de casetas de cobro se presentaron en 11 estados del país, incluidos los accesos a la Ciudad de México a través de Querétaro y Morelos.

En la capital de la República Mexicana, diversos ciudadanos acudieron a bloquear el acceso a 11 estaciones gasolineras ubicadas en la calzada de Tlalpan, mientras que un colectivo denominado México Suma se manifestó en las inmediaciones del Servicio de Administración Tributaria ubicado en la avenida Hidalgo en el Centro Histórico de la ciudad. También, un grupo de ciudadanos bloqueó con unidades de transporte y carga la lateral de Periférico Norte en el Estado de México.

En la carretera México-Querétaro, ciudadanos bloquearon los accesos vehiculares en la caseta rumbo a la Ciudad de México a la altura de Tepotzotlán, y permitieron el paso de automovilistas sin realizar el pago por derecho de vía.

En Jalisco, manifestantes tomaron la caseta de La Joya en el municipio de Zapotlanejo, provocando filas de hasta ?3 kilómetros de automóviles que intentan ingresar a la zona metropolitana por la autopista México-Guadalajara.

Transportistas se unen

En Quintana Roo, transportistas se manifestaron en la carretera Cancún-Playa del Carmen, justo en el tramo en donde se ubica el Aeropuerto Internacional de Cancún, obligando a que el tráfico avanzara a vuelta de rueda.

En Puebla, afiliados a la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos cerraron la circulación de la autopista Puebla-Tlaxcala en ambos sentidos, a la altura de San Martín Texmelucan, por lo que fue necesaria la presencia de la Policía Federal para intentar dialogar con los inconformes de esa agrupación.

Enfrentamiento político

Las movilizaciones ciudadanas registradas el pasado lunes en la zona metropolitana de Guadalajara en contra del gasolinazo ya generaron un enfrentamiento político, principalmente entre autoridades estatales emanadas del PRI y municipales del Partido Movimiento Ciudadano (PMC).

Luego de la gresca ocurrida en la zona de San Juan de Dios, donde un grupo de encapuchados se enfrentó con policías antimotines a cargo de la Fiscalía General del Estado, quienes retiraron con gases lacrimógenos a los manifestantes, el fiscal, Eduardo Almaguer, responsabilizó de los hechos a un grupo de choque ligado al alcalde tapatío de PMC, Enrique Alfaro.

Niegan cierres en central camionera

El gerente general de la Terminal Central de Norte, Julio César Gómez, negó que durante este martes se hayan cerrado instalaciones, suspendido corridas de autobuses o dejaran de vender boletos como consecuencia de los bloqueos que se han realizado en algunas carreteras por el incremento a la gasolina.

A las 7:30 de la noche de ayer, las instalaciones donde operan 22 empresas de autobuses mantenían flujos cotidianos de pasajeros; sin embargo, debido a que se había mencionado en redes sociales la cancelación de corridas, un inspector de la Procuraduría Federal del Consumidor realizaba un recorrido extraordinario.

Julio César Gómez, acompañado del encargado jurídico de la terminal durante la charla con El Economista, se mostró sorprendido por la información de suspensión de operaciones.

Imaginemos un paro en estas instalaciones en esta temporada, cuando atendemos a cerca de 57,000 personas por día. No tendríamos capacidad para atenderlos y las quejas en el módulo de la Profeco no pararían. Eso no sucedió , explicó el gerente.

Sobre eventuales complicaciones que alteren la operación en los siguientes días, el gerente consideró: Creo que ni el gobierno ni las empresas lo sabes. Sí, hay manifestación social, pero nosotros seguiremos al pendiente de atender a nuestros usuarios en esta terminal . (Con información de agencias)

Pemex pide la intervención de las autoridades

Este martes, al menos 10 Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD) fueron bloqueadas por manifestantes. Los centros de almacenamiento están en Morelos, Chihuahua, Sonora, Durango, Colima, Baja California, Sinaloa y Coahuila.

Hubo amenazas de cerrar las refinerías y terminales de Tula, Hidalgo; Cadereyta, Nuevo León; Minatitlán, Veracruz; y Salina Cruz, Oaxaca, las terminales de Coatzacoalcos, Oaxaca, Chiapas, San Juan Ixhuatepec y San Luis Potosí, así como la de Hermosillo.

Ante esta situación, Petróleos Mexicanos (Pemex) hizo un llamado en redes sociales y medios para que la población no lleve a cabo los bloqueos y les permita continuar con el abastecimiento normal de la red de gasolineras del país.

Pemex hace un llamado a las organizaciones civiles y políticas que promueven los bloqueos a las terminales de almacenamiento y despacho (TAD), y a detener y agredir a los trabajadores de las pipas a suspender estas acciones. De continuar estos bloqueos y agresiones, el suministro de gasolinas y diesel a la población se verá seriamente afectado , señaló la paraestatal.

Hasta ayer Pemex tenía reportes de que dos de sus pipas, de 10,000 litros cada una, fueron bloqueadas y asaltadas por personas que las vaciaron al distribuir su contenido en botes, cubetas y bidones.

La petrolera además pidió el apoyo de las autoridades locales para salvaguardar la integridad de sus instalaciones y de sus vehículos. Pemex está comprometida a garantizar el abasto pero no puede poner en riesgo la seguridad de sus trabajadores, de ahí el exhorto a las autoridades locales a intervenir .

Hasta ahora los empresarios gasolineros no han reportado que haya fallas en el suministro de las Estaciones de Servicio en ninguna parte del país; sin embargo, entre las medidas adoptadas para la protección se espera que reduzcan sus operaciones ante las protestas que se están llevando a cabo en sus instalaciones. (Con información de Luis Carriles)