La explosión en la Torre B de Petróleos Mexicanos (Pemex), ocurrida la semana pasada, fue causada por acumulación de gas: no hubo explosivos ni atentado, enfatizó ayer en conferencia el abogado de la nación, Jesús Murillo Karam, en un reporte preliminar al que llegaron peritos mexicanos y extranjeros.

Para sustentar lo expuesto, comentó que los últimos tres cuerpos encontrados en el sótano de las instalaciones sí presentan huellas de quemaduras provocadas por gas -sustentado por médicos forenses- debido a que el lugar no contaba con ventilación suficiente y a que el incidente mortal pudo haber ocurrido ante la manipulación eléctrica en búsqueda de luminosidad del equipo de mantenimiento, de una empresa externa, que se encontraba en el lugar.

El Procurador, en una exposición de 37 minutos, aún con la intervención de quienes lo rodeaban, dejó en claro que un artefacto explosivo no deja en pie estructuras de acero , lo cual no se observa en las instalaciones e invitó a legisladores de todos los partidos y medios de comunicación a que realicen un recorrido con expertos para que les expliquen si hay dudas.

A la pregunta de El Economista de qué certeza tiene (de 1 a 100%) sobre que el informe presentado será creíble para evitar especulaciones, el responsable del Agente del Ministerio Público de la Federación, rodeado de los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, Energía y el Director de Pemex, el Procurador respondió que es una evaluación preliminar, avalada por expertos de España, Inglaterra y Estados Unidos. Lo que le puedo decir es que en 100% estoy seguro que la explosión en las instalaciones de Pemex fue por acumulación de gas metano y a 100%, también, que no fue un artefacto explosivo o atentado, porque los resultados de los expertos arrojan eso, aunque la evaluación no es concluyente y habrá más reportes , adelanto.

El cuestionamiento de El Economista fue si el avance presentado aguantaría los rumores y reflexiones de especialistas o supuestos conocedores sobre lo ocurrido que segó la vida de 37 personas.

Fue una explosión difusa por gas metano inflamable, causado por una chispa o negligencia en el sótano. Es lo que esperamos por concluir, debido a que los tres cuerpos encontrados en ese lugar son los que presentan quemaduras de fuego; el resto de los fallecidos y lesionados fue causado por el desplome de lozas, paredes y la onda expansiva , enfatizó Murillo Karam.

Los resultados de expertos en explosivos de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina Armada de México, así como de la Policía Federal, y especialistas de España, Estados Unidos e Inglaterra, así lo sostienen, entonces, aunque no sea concluyente el reporte, sí es preponderante el resultado, pero se continuará con la investigación y se dará a conocer la conclusión próximamente, destacó el Procurador federal.

POR QUÉ NO FUE ATENTADO, SEGÚN LA PGR

  • La explosión fue difusa, lenta y horizontal, características de las explosiones de gas.
  • Cuando una explosión es difusa, deja las losetas en su lugar, debido al efecto ondulatorio.
  • No hay un cráter en el suelo para poder determinar la existencia de un explosivo.
  • No hay vigas fracturadas o dobladas, características de un explosivo.
  • Víctimas no presentan quemaduras.
  • Víctimas no presentan daños en los oídos, típico de una explosión.
  • Los vidrios del edificio están intactos.
  • No hay objetos quemados.
  • Las pruebas de laboratorio salieron negativas por explosivos.
  • Sólo una persona presentó quemaduras, los médicos forenses determinaron que tiene características de quemadura de gas.
  • Se acumuló gas en el sótano del edificio 2B, esto provocó que la explosión fuera de abajo hacia arriba.
  • Con cualquier chispa, el gas acumulado explota.
  • En el edificio contiguo, hay un edificio que almacena gas natural y un ducto.
  • El gas natural no tiene olor penetrante.

A PETICIÓN DE LA PGR

POSPONEN REGRESO DE EMPLEADOS HASTA EL MIÉRCOLES

A partir de este miércoles, los trabajadores de las oficinas centrales de Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrán que presentarse a laborar, informó el director de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin.

Destacó que el análisis y las revisiones a las instalaciones de la torre principal, realizadas por especialistas de la Universidad Autónoma de México, el Instituto del Petróleo y de la Empresa Constructora ICA Fluor, garantizan la seguridad de los trabajadores.

En conferencia de prensa, Lozoya explicó que la reanudación de actividades en las oficinas centrales de la paraestatal se tenía prevista para hoy en un principio; sin embargo, a petición de la Procuraduría General de la República (PGR), se modificó para este miércoles.

El Director de Pemex detalló que no existen daños que comprometan las estructuras, por lo que a partir del 6 de febrero los empleados de la paraestatal deberán presentarse a trabajar, a excepción de las personas que laboran en los edificios B1 y B2.

Existen las condiciones de seguridad necesarias para el ingreso de los trabajadores y la ocupación de los edificios , reiteró ante medios de comunicación.

Destacó que ya se realizaron diversas revisiones a las instalaciones y a la infraestructura de los edificios. (Yuridia Torres)

LOZOYA RATIFICA SEGURIDAD

A partir de hoy, Banorte comenzará con el pago de los seguros de vida a los familiares de los fallecidos.

No existen daños que comprometan las estructuras.

Todos los empleados, salvo los de los edificios B1 y B2, regresarán a sus actividades normales.

[email protected]