Garantizar seguridad laboral y otorgar salarios dignos, continúan siendo los pendientes por parte del estado para salvaguardar el ejercicio de defensores de derechos humanos y periodistas en el país, aseguraron autoridades locales y federales.

Al inaugurar el Seminario Internacional Perspectivas, Retos y Buenas Prácticas para la Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en el Instituto Mexicano para la Justicia, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, y la coordinadora ejecutiva del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación, Patricia Colchero Aragonés, firmaron un Convenio de colaboración entre el Mecanismo de Protección Integral de personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la CDMX, que dirige Claudia Cruz Santiago, con el mecanismo federal a cargo de Segob.

Amieva señaló que esta alianza pretende eliminar las prácticas de burocracia que calificó como el retardo para actuar por parte del Estado, así como combatir la exclusión de protección de seguridad pública para el ejercicio de defensa de derechos humanos y periodismo y da paso a crear estrategias de protección en los espacios públicos.

“Lo que se busca a través de este protocolo es generar células de atención inmediata en cuanto se tiene conocimiento de una amenaza o de una probable agresión para las personas”, añadido que actualmente hay 81 personas protegidas por el protocolo.

El mandatario capitalino indicó que este convenio evitará la reclusión e interrupción de actividades de las personas que se encuentren bajo protección.

Colchero Aragonés señaló que es necesario implementar estrategias focalizadas para combatir las agresiones contra defensores de derechos humanos, mientras que para los periodistas se debe actuar para otorgar medidas de protección así como de condiciones laborales óptimas y salarios dignos.

“Es un buen momento de revisarlas las líneas de acción para los próximos años, y coordinar autoridades federales, estatales y municipales”.

La titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez, señaló que apresar de los esfuerzos realizados para mejorar la situación de derechos humanos se ha visto un incremento de amenazas e intimidación contra personas defensoras de derechos humanos.

Declaró que los actos de violencia cometidos en contra la labor de los periodistas vulnera a la sociedad al no acceder a la información de cualquier índole, y también propicia a la autocensura de los medios de comunicación.

“La violencia contra los periodistas ha llegado a niveles alarmantes. Conocemos zonas focalizadas que hay mayor riesgo generalmente ocasionado por los grupos del crimen organizado”, mencionó.

Acuso qué las autoridades no ha dado los resultados esperados y “aún hay pendientes y camino por recorrer para decir que los asesinatos están disminuyendo”.