El Gobierno del Distrito Federal publicó en la Gaceta Oficial un decreto para que la Secretaría de Educación capitalina fomente el consumo de comida saludable en las escuelas a cargo de la administración local.

De igual forma esa dependencia estará obligada a establecer la prohibición para distribuir, comercializar o fomentar el consumo de alimentos y bebidas chatarra.

El gobierno local señaló que las nuevas disposiciones de Ley para la Prevención y el Tratamiento de la Obesidad y los Trastornos Alimenticios en el Distrito Federal tienen el propósito de reforzar acciones para prevenir y atender esos problemas entre los capitalinos, en especial en los estudiantes.

El ordenamiento establece que todas las dependencias, delegaciones, órganos desconcentrados y entidades de la Administración Pública deberán aplicar políticas de prevención e información, que contemplen el fomento a las actividades físicas y la realización de campañas informativas de nutrición y alimentación sana.

Estipula además que se lleven a cabo acciones para erradicar la discriminación de cualquier tipo hacia las personas con sobrepeso.

La Secretaría de Educación local deberá colaborar y gestionar ante las autoridades federales, para que apliquen esta misma medida en los planteles escolares de su competencia ubicados en el Distrito Federal, a fin de optimizar la salud de los alumnos.

La dependencia local deberá firmar convenios con los planteles de educación pública y privada en la capital del país, a fin de aplicar campañas de difusión sobre el mejoramiento de los hábitos alimenticios de las y los estudiantes de todos los niveles.

A su vez, la Secretaría de Salud local deberá hacer campañas de nutrición y prevención de la obesidad en los centros de salud y espacios públicos, para explicar a la población las causas del sobrepeso así como los mecanismos para prevenirlo y atender el problema.

El decreto establece, asimismo, que todos los entes de la Administración Pública deberán fomentar rutinas físicas dentro de sus respectivas instalaciones, a fin de modificar hábitos laborales de sedentarismo y brindar beneficios a la salud de las y los trabajadores.

Las jefaturas delegacionales deberán desarrollar acciones de difusión y de acceso libre y gratuito en instalaciones deportivas, recreativas y culturales a su cargo, además de fomentar actividades dirigidas a prevenir y atender el sobrepeso, la obesidad y los trastornos alimenticios.

/doch