El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, logró ayer lo que solo Jefes de Estado y Gobierno han obtenido en 67 años desde la fundación de la Organización de Estados Americanos (OEA), firmó un convenio con el secretario de ese organismo, José Miguel Insulza para que expertos asesoren para implementar mejores prácticas de transparencia y rendición de cuentas en su gobierno.

Mancera Espinosa inició ayer una gira de trabajo que concluye hoy 15 de enero y regresará de inmediato a la Ciudad de México, donde se presume encabezará la puesta en marcha del nuevo sistema de justicia penal que mandata la reforma constitucional aprobada en junio del 2008 y a través de ese convenio, que no costará un solo centavo al gobierno local, busca combatir las tradicionales prácticas de corrupción.

Ese tipo de compromisos la OEA solo aplica 35 Estados y un observador’’, que integran la alianza después de su fundación, impulsado por Estados Unidos, para atender cualquier amenaza militar en los tiempos de las conflagraciones bélicas, no con gobernadores y menos alcaldes, éste último sería el grado’’ allá, que tiene Mancera Espinosa, por eso se destacó la importancia del mismo por el gobierno capitalino.

Se reportó que durante la intervención de la firma de ese compromiso, el secretario de la OEA, José Miguel Insulza destacó que el gobernante de la Ciudad de México suscribiera el compromiso de cooperación mutua dentro del marco de la Convención Interamericana Contra la Corrupción’’ a la que fue invitado.

Después del protocolo donde se asumió el compromiso, se informó que Mancera Espinosa manifestó que el acuerdo internacional permitirá que a partir de entonces nuestras políticas se fortalecerán del conocimiento, experiencia y buenas prácticas que en el ámbito local nos pueden aportar los gobiernos de 35 países que integran la OEA".

rtorres@eleconomista.com.mx

mfh