Culiacán.- El precandidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el nuevo gobierno democrático tendrá como prioridad fundamental el rescate del campo.

Comentó que ese rescate se hará a partir de la conciliación, la armonización de intereses; con la participación de todas y de todos y bajo el criterio del interés nacional, sin dogmas ni cargas ideológicas, sino con racionalidad y juicio práctico.

"El rescate al campo se hará por razones de justicia, económicas, de seguridad pública y de soberanía nacional", señaló al encabezar en esta ciudad el foro "Rescate al campo y soberanía alimentaria".

Expuso que la política aplicada en los últimos años para el sector agropecuario y pesquero ha resultado un rotundo fracaso, porque en el marco del neoliberalismo, desde 1983, se inició el abandono de la actividad productiva en el campo.

"De manera simplista e irresponsable se decidió que en un mundo globalizado se podrían comprar alimentos y materias primas baratas en el extranjero y que no era necesario que el Estado promoviera el desarrollo del sector agropecuario y pesquero", señaló.

Mencionó que los efectos de la apertura comercial se agravaron con la drástica disminución de la inversión pública destinada al sector agropecuario.

Para el rescate del campo propuso 10 acciones, que contemplan respeto a las tres formas de tenencia de la tierra; desarrollar un programa integral de fomento al sector agropecuario y una agricultura de exportación de rango mundial.

Asimismo, promover el fortalecimiento de la economía de autoconsumo comunitaria y regional; impulsar la banca de desarrollo y apoyar actividades agropecuarias de alta densidad económica para su exportación.

De la misma manera, revisar los programas como Procampo y Alianza para el campo, para impedir desvíos de recursos, despilfarro y corrupción; invertir en infraestructura rural y priorizar la investigación científica agropecuaria.

MIF