El presidente de la República, gobernadores, legisladores y presidentes municipales sí pueden participar en actos relacionados con motivo de las funciones inherentes al cargo, siempre y cuando no difundan mensajes en los que manifiesten su pretensión de ocupar un cargo de elección popular ni de obtener votos, determinó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

A través de la emisión de la jurisprudencia 38/2013, el organismo precisó que la intervención de dichos funcionarios en las actividades propias de las actividades que tienen dentro del servicio público, como ofrecer entrevistas a medios de comunicación o difundir informes, no viola los principios de imparcialidad y equidad que deben prevalecer durante una contienda electoral.

De las disposiciones previstas en la ley suprema (la Constitución) se desprende que con el fin de respetar los principios de imparcialidad y equidad en la contienda, los servidores públicos tienen prohibido desviar recursos que están bajo su responsabilidad, para su promoción, explícita o implícita, con la finalidad de posicionarse ante la ciudadanía con propósitos electorales , recordó el TEPJF.

El Tribunal expuso que su jurisprudencia establece que para mantener vigentes esos principios es necesario que en los mensajes que emitan los servidores públicos como parte de sus funciones se abstengan de favorecer o perjudicar a un partido o candidato.

El texto, que es de observancia obligatoria, es producto de la interpretación sistemática de los artículos 41 y 134 de la Constitución, realizada por el pleno de la Sala Superior.

jmonroy@eleconomista.com.mx