El auditor especial de Gasto Federalizado de la ASF, Juventino Alberto Pineda Pinto, sufrió un infarto al término de la reunión con la Comisión de Vigilancia, que analiza la Cuenta Pública 2010, la cual se llevó a cabo en la Cámara de Diputados.

Luego de la reunión con la comisión legislativa, el funcionario fue al baño y a las puertas del mismo se desvaneció, ahí lo encontró el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal Martínez, quien solicitó el apoyo de los servicios médicos de San Lázaro.

Cinco minutos después, los servicios paramédicos y el doctor llegaron al Salón de Protocolo, donde de inmediato revisaron al funcionario federal y solicitaron una ambulancia y un equipo desfibrilador para reanimarlo y estabilizarlo.

El equipo de auxilio llevó a Pineda Pinto en camilla a la explanada del edificio donde una ambulancia lo trasladó, ya estable, a un hospital particular para su valoración.

Los diputados Esthela Damían, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Mario di Costanzo, del Partido del Trabajo (PT), dieron seguimiento a la atención médica que se le proporcionó al funcionario de la Auditoría Superior.

klm