En los dos meses que restan a la actual legislatura de la Cámara de Diputados no se tiene previsto expedir la ley reglamentaria del Artículo 127 de la Constitución —pendiente desde hace ocho años—, que regula las remuneraciones de los servidores públicos de los tres poderes de la Unión y todos los demás entes públicos federales así como órganos autónomos.

La referida ley es indispensable para la aplicación exacta de la enmienda constitucional promulgada en agosto del 2009, que establece que ningún servidor público podrá ganar más que el presidente de la República.

“Por lo pronto no se han determinado en la Junta de Coordinación Política algunas fechas para un próximo periodo extraordinario. Deberíamos esperar, el órgano competente para determinarlo es la Junta de Coordinación Política. Habremos de esperar si se determina cualquier pendiente que exista en la Cámara, llevarlo en estos últimos dos meses”, respondió Edgar Romo García, consultado sobre el tema.

En entrevista, al recordar al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Baja que el Congreso de la Unión tiene pendiente la expedición de la citada ley secundaria, afirmó:

“No recuerdo que tengamos ahí (pendiente aprobar dicha ley). Está en la Constitución el monto máximo”.

Desde el 8 de noviembre del 2011 la Cámara de Senadores envió a la Cámara Baja, donde se encuentra atorado el tema, la minuta de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos para su revisión y eventual ratificación o modificación correspondiente.

Si la nueva ley no se expide antes del próximo 31 de agosto, fecha en que concluirá la actual legislatura, habrán pasado ya tres legislaturas —LXI, LXII y LXIII— del Congreso de la Unión en falta legal, al no cumplir con un mandato establecido por los senadores y diputados federales de la LX Legislatura.

El priista Romo García dijo, en referencia a la propuesta de Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo de la República, de reducir los salarios de la alta burocracia, que la decisión al respecto deberá ser responsable, no populista.

Para diputados, $900,000

Los diputados de la LXIII Legislatura que concluirán su gestión recibirán más de 900,000 pesos por conceptos de salario, caja de ahorro y aguinaldo, entre otras prestaciones.

El secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara, precisó que los legisladores ahorran en promedio 12% de su dieta durante los tres años y la Cámara Baja les otorgará una parte proporcional.

“No hay nada más allá de lo que establece la ley para todos”, afirmó en entrevista.

Aclaró que no se tiene contemplado ningún bono de retiro para los diputados.

Farah Gebara aseguró que “los diputados han venido aportando, conforme a lo que cada uno ha venido diciendo, un porcentaje”. (Con información de Notimex)