El Gobierno de la Ciudad de México, en coordinación con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) intensificarán a partir de agosto el programa Sendero Seguro que prevé siete acciones en las inmediaciones de 53 instituciones educativas.

En conferencia de prensa, se presentó el trabajo que realizarán en una primera etapa, que incluye el ordenamiento del comercio en las inmediaciones escolares, presencia policial,  transporte seguro, alumbrado público y poda, inhibición del consumo de alcohol, banquetas y baches y cruces seguros.

Acompañada por autoridades de la UNAM y del Politécnico, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum señaló que invertirán alrededor de 50 millones de pesos del presupuesto de la Secretaría de Obras.

Dijo que desde febrero ya se han realizado algunas acciones, como la presentación de detenidos y judicializaciones por la venta de droga en la UNAM.

En la segunda etapa, añadió, se buscará la participación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y Bachilleres.

Al respecto, el coordinador del gabinete de gobierno, Tomás Pliego, detalló que la primera etapa de Sendero Seguro consiste en implementar acciones de mejoramiento urbano permanente, vigilancia, acceso al transporte público, inhibición de venta de alcohol y combate al narcomenudeo en inmediaciones de las escuelas.

Las líneas de acción son cruces seguros, con semáforos vehiculares y peatonales, balizamiento y señalización adecuada; vigilancia policiaca permanente en horarios de entrada y salida, códigos águila; alumbrado público en banquetas, arroyo vehicular, pasos peatonales, reparación de banquetas y bacheo en calles colindantes.

Para inhibir el alcohol suspenderán y clausurarán a giros mercantiles que vendan alcohol a menores de edad; se reorientará el comercio informal con el retiro de puestos fijos y semifijos y los que obstruyan el paso peatonal y de la policía; implementación de rutas con horarios exclusivos para el traslado de los jóvenes.

En esta primera etapa se incluyen 29 escuelas de la UNAM y 24 del IPN, aunque desde febrero iniciaron las reuniones con autoridades de ambas instituciones y con las alcaldías, las cuales seguirán de manera permanente.

En el caso del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, donde también está la clínica odontológica, con 114,000 alumnos y docentes, existe presencia policiaca en los horarios de entrada y salida, y a partir de agosto se reforzará jueves a viernes de 12:00 a 21:00 horas. También se creará un cruce seguro Canal de San Juan y Avenida Universidad.

Se han reparado luminarias en la explana principal del plantel y en Canal de San Juan, así como de calles secundarias aledañas, en coordinación con Servicios Urbanos de la Secretaría de Obras y la alcaldía de Iztapalapa.

A su vez, el secretario de Atención a la Comunidad, de la UNAM, Raúl Aguilar Tamayo expuso que con Sendero Seguro se ha avanzado en la seguridad de los estudiantes en los trayectos de los planteles al transporte público.

El programa se ha enriquecido y mejorado en esta administración, lo que ha permitido reducir la incidencia delictiva en las inmediaciones de planteles escolares. Esto es muy alentador, y la próxima generación que acuda por primera vez a la UNAM lo hará con mejores condiciones de seguridad, sostuvo.

En su oportunidad, el secretario general del Politécnico, Héctor Martínez, comentó que con la administración de Sheinbaum se han creado rutas seguras con la Red de Transporte de Pasajeros y se tienen programadas 16 más.

Asimismo, tienen una línea telefónica de WhatsApp para denuncias, y con una llamada de emergencia se detona un protocolo en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital, además de la línea 911.