La exigencia de un fondo de apoyo por 10,000 millones de pesos para los estados afectados por la sequía, confrontó a legisladores del PRI y del PAN en la reunión del Grupo de Seguimiento y Evaluación del Impacto de las Contingencias Climatológicas en el Sector Agropecuario y Rural de la Comisión Permanente.

El senador panista, Felipe González insistió en que se requiere de un estudio responsable y profesional con información de cada uno de los estados, para evaluar sus necesidades reales y el apoyo que hasta ahora les ha dado el gobierno federal.

"El diagnóstico que se lleve a cabo tendrá que ser muy profesional y verdaderamente pensando en el país y no en el 1 de julio, no en las elecciones. Eso sería lo más mezquino que haríamos, que con el hambre del pueblo, con la necesidad de los mexicanos, queramos lucrar con fines políticos", expresó.

En tanto, el diputado priísta, Cruz López Aguilar amagó con un acuerdo, que sería aprobado por las dos terceras partes de la Cámara de Diputados, para hacer reasignaciones en el Presupuesto de Egresos 2012, y que no se tomen recursos de los subejercicios registrados en 2011, como se había planteado.

"Si argumentan que no existen recursos suficientes de 2011, que no se pueden utilizar recursos de subejercicios, la otra salida es que efectivamente el gobierno federal acepte que se haga una reingeniería del Presupuesto 2012", señaló.

"Y lógicamente tendríamos que ir sobre todo a los últimos incrementos que se hicieron de los programas propuestos por el gobierno federal", explicó el legislador federal.

Por su parte, el presidente del grupo de seguimiento, el también priista, Gerardo Sánchez, manifestó que efectivamente se requiere de un diagnóstico, pero también se necesita atender de manera urgente este problema.

"Este es un asunto de emergencia nacional, más que pensar que se pudieran utilizar los apoyos institucionales para tratar de inclinar la balanza electoral", mencionó el diputado.

Ante esos planteamientos, Felipe González propuso que "se le rebaje el presupuesto a senadores y diputados, porque sí podemos renunciar a eso, para poder hacer lo que falta de algún presupuesto al campo, a mi me parece que hay de donde cortarle".

En la reunión de este día, el grupo de seguimiento al tema de los efectos del cambio climático conoció el punto de acuerdo para exhortar al gobierno federal a un pacto nacional con el Congreso de la Unión, a fin de encontrar soluciones a esta problemática.

De igual forma, anunciaron que mañana se reunirán con secretarios de Desarrollo Agropecuario del país, y que se buscará un encuentro con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), para abordar el tema de las afectaciones por sequías y heladas.

Al término de la sesión los diputados priístas Cruz López y Gerardo Sánchez, propusieron donar no sólo un día de dieta, sino cinco o hasta un mes de salario de los legisladores, en apoyo al pueblo tarahumara.

MIF