Los recursos del fondo marino de la región que comparten México, Estados Unidos y Cuba en el Golfo de México, tienen un potencial muy grande para los tres países, por lo que conviene negociar los límites y llegar a acuerdos de explotación de manera pronta, señaló el subsecretario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para América del Norte Sergio Alcocer.

En conferencia el funcionario de la Cancillería advirtió, sin embargo, que los proyectos de aguas profundas tardan por lo menos seis años en generar, a ese tiempo, dijo, debe sumarse los periodos propios de las negociaciones, por lo que es altamente probable que las conversaciones conjuntas entre Estados Unidos, Cuba y México para fijar las fronteras marítimas entre las tres naciones en el Golfo de México vayan más allá del sexenio presente.

Recordó que las negociaciones que dieron lugar al Acuerdo entre México y Estados Unidos relativo a los yacimientos transfronterizos de hidrocarburos en el Golfo de México, tardaron alrededor de cuatro años en cabildearse, para posteriormente comenzara a trabajarse en ellos.

Estados Unidos y Cuba han delimitado el espacio marítimo entre ambas a menos de 200 millas náuticas de la costa, y México también tiene acuerdos bilaterales con ambos países, sin embargo, las tres naciones tienen su plataforma continental en un área dentro del Golfo donde aún no se han fijado límites.

El subsecretario Sergio Alcocer explicó que la negociación de las fronteras se lleva a cabo en la Comisión Especial de Límites Territoriales, organización que depende de las Naciones Unidas y ante la cual se presentan las posturas de los países.

Como primer paso, es necesario reconocer hasta dónde se extiende la plataforma continental de los países y en función de eso, la delimitación del territorio. Tema el cual a decir de Alcocer es, técnicamente, muy complejo porque la tierra no es plana .

Una vez definidos los límites, será el momento de analizar cómo aprovechar los recursos que están en el fondo marino. Son tirantes muy grandes; estamos hablando de columnas de agua de más de 2,000 metros , advirtió y señaló que con base en la topografía, se hablaría de proyectos de exploración de petróleo, e hidratos de metano.

El subsecretario Alcocer dijo que México se encuentra listo para las negociaciones; en tanto Estados Unidos, a través de su vicepresidente, Joseph Biden, inició conversaciones con el Presidente de México, Enrique Peña Nieto para abordar el tema aún no resuelto de la frontera marítima que comparten con Cuba en el Golfo de México.

ana.langner@eleconomista.mx