El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2020, entregado este domingo por la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados, considera destinar 173,091.7 millones de pesos a la Secretaría de Bienestar, un incremento de más de 22,485.6 millones de pesos respecto de lo aprobado para este año (casi 15% adicional).

El gobierno argumenta que el Proyecto de Presupuesto 2020 prioriza el uso del gasto público hacia los programas sociales que permitan reducir las desigualdades económicas, sociales y regionales del país.

De acuerdo con el documento, se trabajará en coordinación con las autoridades estatales para superar la pobreza, vulnerabilidad, rezago y marginación, y se promoverá el desarrollo humano, familiar, comunitario y productivo.

Se especifica que los programas de subsidios del Ramo Administrativo 20 Bienestar se destinarán, en las entidades federativas, exclusivamente a la población en condiciones de pobreza, vulnerabilidad, adultos mayores, de rezago y marginación, y conforme a los criterios que defina el Consejo Nacional de Población y a las evaluaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, en los programas que resulte aplicable y por la Declaratoria de Zonas de Atención Prioritaria formulada por la Cámara de Diputados, mediante acciones que promuevan la superación de la pobreza a través de educación, salud, alimentación, generación de empleo e ingreso, autoempleo y capacitación, protección social y programas asistenciales.

Entre los programas prioritarios de la Secretaría de Bienestar que atenderá el Paquete Económico se encuentran la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, Sembrando Vida, la Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad y el Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

“La Secretaría de Bienestar proyecta un presupuesto para el 2020 de 173,100 millones de pesos, monto superior en 22,500 millones de pesos respecto a lo autorizado en el 2019, recursos que permitirán contribuir al ejercicio efectivo de los derechos sociales de todos los mexicanos que vaya más allá del asistencialismo y conecte el capital humano con las oportunidades que genera la economía”.