El gobierno de México dijo este martes 10 de diciembre que pedirá a Estados Unidos la extradición del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, quien fue detenido en aquel país acusado de aceptar sobornos del narcotráfico.

"Una vez que nuestra carpeta de investigación termine de integrarse, se le solicitará al Juez de Control competente la orden de aprehensión con fines de extradición en contra de esta persona", dijo en un comunicado la Fiscalía General de la República (FGR).

"Dicha documentación se hará llegar a la Secretaría de Relaciones Exteriores, cumpliendo así los requisitos legales que habrán de presentarse ante las autoridades de ese país para obtener la extradición correspondiente", agregó.

García Luna, de 51 años, fue arrestado este martes en Dallas, Texas, acusado de ayudar a operar al cártel de Sinaloa, entonces liderado por Joaquín " El Chapo" Guzmán, a cambio de millonarios sobornos.

Si es hallado culpable, enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y un máximo de cadena perpetua.

El exfuncionario dirigió de 2001 a 2005 la extinta Agencia Federal de Investigación de México, encargada de luchar contra la corrupción y el crimen organizado y de 2006 a 2012 fue secretario de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón.

La fiscalía mexicana dijo también que indagará a García Luna por los delitos de conspiración para traficar cocaína, declaraciones falsas a autoridades, cohecho y delincuencia organizada, entre otros.

La dependencia agregó que "también está incorporando las investigaciones y las pruebas que han diligenciado las autoridades de Estados Unidos".

El exsecretario de Seguridad Pública se mudó a Florida en 2012, cuando dejó el gobierno en México y ya había "amasado una fortuna personal de millones de dólares", según la fiscalía del distrito este de Nueva York.

Por su parte, el expresidente Felipe Calderón dijo este martes desconocer los detalles de la detención de García Luna.

"Desconozco detalles y estoy pendiente de la información que confirme el hecho, como de los cargos que, en su caso, se le imputen. Mi postura será siempre en favor de la justicia y la ley", escribió el expresidente en Twitter.

El Chapo Guzmán, de 62 años, uno de los mayores narcotraficantes del mundo, fue sentenciado a cadena perpetua en julio pasado luego de un histórico juicio de tres meses en Nueva York.