Luego de hechos de violencia de hace unos días en espacios universitarios, la Secretaría de Gobernación y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) firmaron un convenio para realizar tareas de inteligencia a través de la Policia Federal en los espacios educativos de la UNAM y el IPN, a fin de combatir el narcomenudeo. Aclararon que por el momento no habrá presencia policiaca en las instalaciones.

El secretario general de la ANUIES, Jaime Valls Esponda, dijo que se trata de un acuerdo para investigar, fuera de las universidades, los delitos que se cometen dentro de las mismas.

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dijo que no se trata de una respuesta represiva al fenómeno de venta y consumo de drogas en los planteles educativos, sino que habrá un trabajo de análisis para poner a disposición del Ministerio Público a quienes venden droga a estudiantes dentro de los planteles educativos.

El rector de la UNAM, Enrique Graue, reconoció que esa institución enfrenta una problemática por la presencia de narcomenudistas al interior de los campus. “Vivimos momentos y entornos difíciles, pero no podemos claudicar. Las adversidades pueden superarse si buscamos en conjunto soluciones respetuosas, informadas, firmes y creativas”, dijo.

El Comisionado de la Policía Federal, Manelich Castilla, mencionó que se privilegiará el trabajo de Inteligencia antes de recurrir a la presencia policiaca en los planteles educativos.

“En el caso de la Policia Federal, nunca hemos dejado de darle seguimiento al fenómeno, es nuestra obligación, trabajaremos a petición expresa de la propia universidad, y de los centros educativos. En el caso de que nos ocupa, necesitamos no perder el hilo de lo que sucede en materia de actividades criminales en las escuelas y por eso necesitamos apostar a que la comunidad estudiantil se sume, rechazando estos entornos, generación información.

 “Quiero reconocer el acto valeroso de un estudiante de la UNAM, gente que entiende que las escuelas están para estudiar y que en la medida de que sus escuelas y comunidades se unan y rechacen este tipo de prácticas que dañan la salud, dañan la convivencia social, no será necesaria la intervención policiaca”, aseveró.

[email protected]