Once personas fueron asesinadas en distintos hechos de violencia ocurridos durante el fin de semana en los municipios de Aquila, Zitácuaro, Cuitzeo y Tangamandapio, en Michoacán.

En el municipio de Tangamandapio fueron localizados los cuerpos de cuatro personas a un costado de la carretera que conduce al Cenáculo de María. Automovilistas dieron aviso a las autoridades sobre el hallazgo de los cuerpos, lo que provocó la movilización de elementos de la Policía Estatal.

En Zitácuaro, un grupo armado irrumpió en un palenque clandestino y disparó contra los asistentes, en la comunidad de La Gironda, lo que dejó un saldo de cuatro muertos y al menos 10 heridos.

En Aquila, un grupo de hombres armados intentó tomar la cabecera municipal. Drones cargados con explosivos, sobrevolaron el municipio y durante la madrugada del domingo, sujetos armados realizaron detonaciones desde lo alto de un cerro contra algunas viviendas ubicadas en las localidades de Corralitos, La Naranja y Otate.

Al menos 10 viviendas resultaron afectadas. En una comunidad denominada La Estanzuela, dos vehículos de los llamados “monstruos” quedaron abandonados.

Elementos de la Guardia Nacional, Ejército y la Policía de Michoacán retomaron este lunes el control en Aquila. Un helicóptero artillado realizó labores de seguridad.

En el municipio de Cuitzeo, dos personas fueron asesinadas y seis más resultaron heridas el sábado durante un ataque de sujetos armados al bar Chivis.

Dos mujeres y cuatro hombres entre 17 y 29 años de edad heridos, fueron trasladados a hospitales de Morelia.

kg